El sector en bloque del cultivo del limón en la Vega Baja, con alrededor de 200 productores de la comarca, se ha dado cita esta mañana en la "I Jornada de Cítricos de ASAJA Alicante", que ha analizado la situación actual y futuro del limón,

cultivo que en la comarca supone el 40% de la producción nacional y el 70% de la Comunidad Valenciana, a través de diferentes ponencias de expertos y reconocidos productores.

Una cita que ha despertado mucho interés, dada la grave crisis de precios, rentabilidad y comercialización que atraviesa el cítrico y donde el sector ha reclamado de forma contundente medidas ante la subida sin precedentes de los costes de producción, los injustos e incomprensibles acuerdos comerciales con países extracomunitarios, la falta del control en fronteras en la UE y la inestabilidad hídrica.

En este sentido, el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, José Vicente Andreu, ha denunciado la subida sin precedentes de los costes de producción en la agricultura. "La energía eléctrica se ha encarecido un 270%; el gasóleo que usan los tractores y otras máquinas agrarias ha subido un 73%; los abonos (+48%), el agua (+33%), los plásticos de invernadero (+46%) o las semillas (+20%). También el SMI ha subido un 29,7% en los últimos tres años", ha señalado.

Asimismo, Andreu se ha referido a la problemática que está generando la llegada sin control de cítricos de países terceros y que ha sido uno de los principales temas entorno a los que ha girado esta jornada, y se ha referido a la visita realizada esta misma semana a Bruselas por parte del Frente Citrícola Valenciano, al que pertenece ASAJA Alicante, y en la que se han pedido dos condiciones de cara a la revisión del Acuerdo con Sudáfrica que se está produciendo en estos momentos: el tratamiento en frío y la no sustitución de las producciones europeas por la de países terceros. "Los acuerdos comerciales de la UE con países terceros, empezando por el de Sudáfrica, están penalizando directamente al campo español y al cultivo estrella de la Vega Baja, por lo que el sector ha reclamado la exigencia del tratamiento en frío sobre sus importaciones, algo que este país ya realiza con Estados Unidos y Rusia y que se niega a cumplirlo con la UE porque aumentaría los costes del transporte ante su pasividad incomprensible, así como que las importaciones no sustituyan la producción europea en los mercados comunitarios, algo que está ocurriendo y de manera creciente durante los últimos años, perjudicando seriamente la rentabilidad de las explotaciones españolas".

En opinión de Andreu, "los agricultores alicantinos apostamos por la seguridad alimentaria, la calidad y el respeto al medio ambiente y, en contra, los mercaderes que dirigen la Unión Europea apuestan por los intereses comerciales y geopolíticos, sin importarles lo más mínimo la agricultura mediterránea de los países del sur, intereses que parecen estar por encima de generar la ruina de los agricultores europeos, poniendo incluso en peligro la salud de los ciudadanos".

En este sentido y ante las amenazas que se ciernen sobre nuestro sector citrícola, cabe destacar el compromiso anunciado en esta jornada por parte del presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, que ha comunicado que Orihuela va a ser la sede de la Casa del Limón de la Vega Baja con el objetivo de ayudar a conseguir cuanto antes y de la mano de ASAJA Alicante, una indicación geográfica protegida, un sello de calidad que ayude a mejorar la competitividad del producto y su rentabilidad. "Tenemos la tradición, las características y el producto, solo faltaría una buena y potente estrategia de marketing para conseguir que el consumidor y las grandes cadenas de distribución aprecien y apuesten por el limón de la Vega Baja como un producto diferenciado de máxima calidad y cultivado en nuestra tierra. Un sello de calidad que nos ayude a comercializar y a hacer frente a los problemas abiertos que tiene el sector, como la inseguridad hídrica, los seguros, los bajos precios o la competencia desleal", afirma Mazón.

Precisamente del tema hídrico ha hablado el Alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, que ha vuelto a denunciar la problemática del agua en la provincia como consecuencia de las últimas acciones llevadas a cabo por el Gobierno y que ya han sido recurridas ante los tribunales tanto por su consistorio, como por ASAJA Alicante y la Diputación Provincial.

Por su parte, el secretario técnico de ASAJA Alicante, Ramón Espinosa, que ha abierto la ronda de ponencias con su disertación sobre "Retos del Sector Citrícola en la Vega Baja", se ha referido a que el desafío del sector agrícola es mejorar los ingresos que perciben los agricultores, resolver la crisis de precios, hacer rentables y competitivas las explotaciones agrarias y trabajar en obtener una agricultura sostenible. "En este momento hay tres causas capitales que ralentizan el crecimiento de nuestro sector, con descensos progresivos de la renta agraria y crecimiento cero, que son, en primer lugar, los bajos precios agrícolas y desequilibrios de la cadena alimentaria, en segundo lugar, el problema del agua en la provincia de Alicante y, por último, el problema de comercio exterior y control de sanidad vegetal en los puertos de entrada y los acuerdos comerciales que la UE firma con terceros países", ha concluido.

El resto de ponencias de la jornada: "Figuras de marca de calidad agroalimentaria para el limón de la Vega Baja", realizada por David Bernardo de la Universidad Miguel Hernández; "Proyecto de promoción del consumo de limón español en Europa, EEUU y Canadá", impartida por Jesús Román, responsable del Consumo limón de AILIMPO (Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo); "Panorama actual y perspectivas del futuro sector limón a nivel mundial", de la mano del director de AILIMPO, José Antonio Garcia; han girado en torno a todas las cuestiones expuestas en relación a los problemas que está viviendo el cultivo del limón especialmente esta campaña, tratando de arrojar luz y aportar soluciones a la situación.

Para finalizar, el presidente de ASAJA Alicante ha informado a los asistentes de las próximas movilizaciones que desde ASAJA se están organizando a nivel nacional, autonómico y provincial. La primera de ellas tendrá lugar el próximo viernes, 3 de diciembre en Valencia, que consistirá en una marcha de vehículos y personas desde las poblaciones de Favara hasta Tavernes de la Valldigna. Posteriormente, el 23 de enero, está prevista una gran manifestación a nivel nacional en Madrid, además de las protestas que se están organizando a nivel provincial y comarcal y de las que se irán informando en los próximos días.

Dada la buena acogida que ha tenido esta I Jornada de Cítricos de ASAJA Alicante, organizada por ASAJA Alicante, la Diputación de Alicante, el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert y el Ayuntamiento de Orihuela, prevé tener una continuidad durante los próximos años y constituirse como una cita anual ineludible para los productores citrícolas de la comarca en la que abordar y analizar la situación actual de cada campaña. Fuente y Foto: Asaja Alicante