agronoticias.es

Nos encontramos en época de recolección de almendra, algo retrasada por las lluvias de la primavera, por lo que desde ASAJA Málaga se recomienda a los agricultores "aguantar" la almendra hasta que no haya cotización, (la cotización es el precio del kilo de almendras que establecen las lonjas para el agricultor, las más cercanas no han fijado precio desde el pasado 12 de julio) y por supuesto no entregarla sin precio pactado.

A poco tiempo de que comience la entrega de este producto por parte de los agricultores que ahora se encuentran en recolección, la situación es desconcertante: "Este año, como en todos los cultivos, la falta de agua y las altas temperaturas ha mermado la producción esperada de este fruto seco", ha explicado el presidente de ASAJA Málaga, Baldomero Bellido. "Esto motiva que el árbol se venga a menos y finalmente merme la producción esperada. Pero no solo eso: se suma el hecho de que las grandes empresas aún no han salido a comprar, lo que derivaría en una bajada de precios, si los agricultores no defendemos nuestra escasa producción". Es, por tanto, una situación preocupante para un sector que se está viendo altamente afectado por la fuerte subida de costes.

Si nos vamos al mercado global de este fruto seco, los principales productores somos California de EEUU y España, aunque es una balanza muy decantada hacia EEUU donde los datos del USDA ofrecen un recorte de un 11% con 1.190.000 toneladas frente a las 1.350.000 toneladas del año pasado. En España la mesa Nacional de Frutos Secos estima un descenso de la producción del 29,27% situándose en 61.684 toneladas de las que 29.940 toneladas son de Andalucía.

El último dato de cotización de la Lonja de Córdoba da un precio medio de 3,90€/Kg para variedades convencionales, lógicamente para almendra del año pasado, pero es que justo hace un año el precio de la lonja era de 4,20€/Kg y la expectativa de cosecha era mayor que la de este año, lo cual es incomprensible. Por tanto, nuestra recomendación es aguantar hasta que aparezca una cotización acorde y que compense los altos costes de producción y recolección que está soportando el agricultor.

Actualmente en la provincia de Málaga este cultivo, que se extiende sobre todo en las comarcas Norte, Axarquía y Guadalhorce, está en expansión en las zonas que cuenta con alguna posibilidad de riego e implantación de cultivo mecanizable, pero en declive en las zonas tradicionales de secano y altísima pendiente por la enorme dificultad y altos costes de su cultivo. Fuente: Asaja-Málaga