La escasez de operaciones da por finalizada la campaña de naranja. El retraso acumulado en la recolección de cítricos de una variedad a otra, unido a una baja demanda y a una disminución de las cotizaciones en el mercado, conlleva que aún quede naranja en campo sin recolectar,

con el consiguiente peligro de merma en calidad y el aumento de los costes por la necesidad de aplicar tratamientos frente a la mosca de la fruta. Los altos precios de la energía incitan a dejar la fruta en árbol en lugar de almacenarla en cámara. En este sentido, hay que tener en cuenta el peligro de que la fruta pierda color o se reverdezca si se retrasa mucho su recolección.

Más información:

https://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/observatorio/servlet/FrontController?action=RecordContent&table=12030&element=4052964

 

Fuente: Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía

 

Paro Transporte: 250.000 tn de frutas y hortalizas destinadas al mercado exterior y 200.000 tn al interior se veran afectadas cada semana de julio

La cadena agroalimentaria no puede soportar un nuevo paro del transporte de mercancías por carretera

Intercitrus aplaude la publicación oficial del cold treatment, que entrará en vigor a partir del 24 de junio