El World Tomato Congress, que se ha llevado a cabo los días 26, 27 y 28 de abril en el seno del Palacio de Exposiciones y Congresos de Campohermoso (Níjar, Almería), se clausuró ayer recibiendo durante los tres días de su desarrollo una gran acogida por parte del sector,

en el que se ha suscitado un gran interés por el congreso debido al nivel técnico de las ponencias, así como a la gran experiencia de los ponentes: investigadores y profesionales de primer nivel a nivel internacional.

Durante la primera jornada del congreso, el pasado martes, 26 de abril, se celebró la inauguración del congreso, que corrió al cargo de la alcaldesa de Níjar, tras lo que la jornada se centró en selección varietal y genética; una serie de ponencias complementarias entre sí, conducidas por Kees Könst, director global de investigación del programa de tomate de Enza Zaden; por el Dr. Antonio Granell, Profesor de investigación del Consejo Superior de Investgaciones Científicas en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas; y por Juan Miguel Agüero, Especialista en Desarrollo de producto en BASF Nunhems, en las que tuvieron gran relevancia las investigaciones que se están realizando en torno al virus rugoso del tomate para conseguir las primeras variedades de tomate con alta resistencia a este virus, así como se dejaron claras las bondades de las nuevas tecnologías como el CRISP-CAS, basado en edición genética de características presentes en los genes de la planta, para la generación de nuevas variedades resistentes a virus y otras enfermedades, pese a la oposición de la Unión Europea a los Organismos Genéticamente Modificados.

Durante la segunda jornada, dedicada a la nutrición y al fertirriego, Blas Ríos, coordinador técnico global de Cosmocel, y Carmen Lorente, perteneciente al Departamento Técnico de Daymsa, explicaron las bondades de los microorganismos en la nutrición vegetal y la importancia del conocimiento de la vida microbiana existente en el suelo para potenciar el aprovechamiento de los nutrientes por parte de las plantas, y por tanto, estimular su crecimiento; no obstante, por su parte, el Dr. Rafael Lozano, catedrático de genética de la Universidad de Almería, explicó que ciertos órganos como el meristemo, genéticamente ya determina el tamaño de los frutos, aunque es posible estimular el meristemo en cierta medida para lograr un aumento del calibre del fruto. Por su parte, el Dr. Juan José Magán, product manager en la Estación Experimental Cajamar ‘Las Palmerillas’ explicó las pautas para realizar un eficiente manejo de la fertirrigación en cultivo de tomate de invernadero y los muestreos que se deben realizar para lograr la corrección de los parámetros nutricionales.

La jornada de ayer, dedicada a las plagas y enfermedades del cultivo de tomate, ha dado luz a los asistentes sobre la gran importancia que cobran los microorganismos presentes en el suelo para evitar la aparición de enfermedades como el fusarium o la botrytis, y plagas como los nematodos, y la protección que realiza en las plantas el adecuado uso de microorganismos como la Trichoderma o ciertas levaduras como la Sacharomyces cerevisiae LAS02, de la mano de la Dra. Mila Santos, catedrática del Departamento de Agronomía en el Área de Producción Vegetal; la Dra. Natalia Muñoz, coordinadora de tecnología de cultivos del Departamento Técnico de Idai Nature; Carlos Meza, director de I+D en Epigen España; Diego Hernández, responsable de desarrollo de mercado de cultivos en invernadero en Bayer Crop Science y de Juan Carlos Fernández, Key Account Manager de Bayer Crop Science; mientras que Josep María Nolla, marketing manager de IQV Aqro, ha dado las pautas para el desarrollo de una estrategia para afrontar las enfermedades del tomate, basada en diagnosticar, conocer y actuar.

En definitiva, un alto nivel de conocimientos que plasma el interés por parte del Comité Organizador del World Tomato Congress por dar a conocer al sector los avances más vanguardistas en torno al cultivo del tomate de la mano de los más reputados ponentes. Algo que ha llevado a que durante los tres días del evento, se complete el aforo del congreso, con en torno a un 20% de asistentes internacionales; un éxito de asistencia que expone el interés del sector en este evento, por lo que ya se prepara una próxima edición.

El World Tomato Congress ha sido posible gracias al apoyo de entidades financieras como Cajamar, con su especial sensibilidad para con eventos destinados a la divulgación del conocimiento científico-técnico al sector agrícola, y a empresas como Enza Zaden, Viagro, Cosmocel, Nunhems, Bioibérica, Belchim, Bio Campojoyma, Agrichem Bio, IQV Agro, Bayer Crop Science y Daymsa.