(R.P.) Las pizarras siguen oscilando en función de la disponibilidad de producto y la demanda. Una de las hortalizas que, a consecuencia de haber bajado la producción, por una menor superficie de cultivos y las inclemencias meteorológicas, ha subido en mayor medida de precio es el tomate.

El tipo pera se vende entre un euro con ochenta y cinco y un euro con sesenta céntimos, el ramo alcanza primeros cortes de un euro con noventa céntimos y tiene remates de un euro con cincuenta, el tipo larga vida registra un corte medio de un euro con setenta y cinco céntimos y el liso se vende entre un euro con sesenta y un euro con treinta céntimos de euro el kilo. Otra de las hortalizas que mantiene los altos precios de la pasada semana es el calabacín, tanto el fino como el gordo, se venden entre dos euros con quince céntimos y un euro con noventa céntimos de euro el kilo. La bajada de las temperaturas y el cambio de cultivo ha aminorado de forma considerable la cantidad de producto que se registra en los centros de comercialización.

Del conjunto de pepinos, el tipo largo es el de mayor valor con cortes que van desde un euro con treinta a setenta céntimos de euro el kilo. El pepino corto negro tiene un primer precio de un euro con cinco céntimos y remates de setenta céntimos, mientras que el pepino francés oscila entre noventa y setenta y cinco céntimos de euro. La berenjena larga mantiene precios que van desde un euro con cincuenta a un euro con quince céntimos de euro el kilo y el tipo rayada alcanza un primer corte de un euro con ochenta céntimos y tiene remates de un euro con diez céntimos de euro el kilo. Las judías verdes siguen con altos precios, pero menores a los registrados hace una semana. El tipo strike tiene una media de ocho euros, el tipo helda se vende entre cuatro euros y dos euros el kilo, la judía emerite tiene un corte medio de cuatro euros y el tipo rastra cotiza de media cinco euros con ochenta céntimos de euro el kilo.

En cuanto a los pimientos hay que destacar los altos precios que está obteniendo durante los últimos días el pimiento italiano verde que tiene un primer corte de dos euros con setenta céntimos y remates de dos euros con diez céntimos de euro el kilo. El italiano rojo tiene una media de un euro con cincuenta céntimos de euro el kilo. Respecto a los pimientos tipo california, las cotizaciones han descendido de forma importante, prácticamente se ha comercializado el noventa por ciento del volumen previsto para esta campaña. El tipo california verde tiene un corte medio de setenta céntimos, el rojo se vende entre noventa y setenta céntimos y el amarillo registra un precio medio de ochenta céntimos de euro el kilo. El lamuyo verde apenas está teniendo ventas con valores de noventa céntimos el kilo, los agricultores están recolectando en rojo con precios que van desde un euro con quince céntimos a ochenta céntimos de euro el kilo.