agronoticias.es

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, señalaba ayer en el Senado que estamos en un momento “particularmente grave” por la guerra que tiene lugar en Ucrania, y ha asegurado que debemos ser capaces de conseguir dar una respuesta adecuada a problemas como el incremento de los precios de la energía y de las materias primas, que afectan al conjunto de la sociedad y, en particular, al sector agroalimentario.

También ha destacado que se trabaja, a nivel comunitario, para resolver las dificultades para el suministro de productos como el maíz o el aceite de girasol, que se han visto muy afectado por nuestra dependencia del mercado ucraniano. En concreto, se ha solicitado a la Comisión la puesta en marcha de medidas como la activación de mecanismos para facilitar la disponibilidad de materias primas en el Mercado Único o la flexibilización de medidas de la Política Agraria Común (PAC) que permitan disponer de mayor superficie para la siembra.

Esta situación ha puesto en evidencia la necesidad de trabajar de manera conjunta para lograr una autonomía estratégica europea, desde el punto de vista diplomático y político, pero también desde el punto de vista alimentario “y España contribuye decisivamente a esa autonomía alimentaria”. Por eso, ha insistido en que nuestro país está con Francia y otros estados miembros impulsando una serie de iniciativas para determinar el carácter estratégico de las producciones agrarias y dar una solución a corto plazo.

Por otra parte, Planas ha mostrado su “inmenso respeto” por las reivindicaciones de los agricultores españoles, cuyas preocupaciones comparte este Gobierno. Planas ha destacado que el esfuerzo colectivo ha permitido que la renta agraria creciera en España un 2,3 %, en 2021 (un global de 28.361 millones de euros). También se ha alcanzado una cantidad récord de exportaciones agroalimentarias, con un valor superior a los 60.000 millones de euros, “cifra jamás conocida en la historia de España, con un saldo neto que es, por primera vez, superior a los 19.000 millones de euros”.

No obstante, ha señalado que el Gobierno es consciente de las dificultades por las que atraviesa el sector, por lo que se han impulsado medidas como la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, que se configura como una herramienta clave para garantizar que los costes de producción se repercuten en los precios que perciben los productores.

Además, otras medidas de apoyo al sector, como el Plan Estratégico de la PAC, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia o el apoyo a los seguros agrarios “hacen que me sienta orgulloso del trabajo de este Gobierno”.

Olivar tradicional

Por otro lado, Luis Planas, ha asegurado que “la nueva Política Agraria Común (PAC) es una gran oportunidad para España, para Andalucía y, en particular, para el sector del olivar”.

En respuesta a una pregunta parlamentaria en el Senado sobre el impacto que la nueva Política Agraria Común (PAC) va a tener en el olivar jiennense, el ministro Planas ha asegurado que la propuesta de Plan Estratégico que se envió a Bruselas a finales de diciembre es fruto de tres años de trabajo con el conjunto de las comunidades autónomas, incluida Andalucía, y de las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas agroalimentarias.

Ha señalado que el Plan Estratégico de la PAC contempla un modelo de 20 regiones de ayuda básica, que permite la flexibilidad para que el resultado sea favorable para los agricultores y ganaderos. Ha recordado que el Plan lleva aparejado un programa sectorial para el olivar tradicional por primera vez, con 30 millones de euros anuales, y además los ecoesquemas otorgan mayor importe de ayuda a los cultivos leñosos con mayor pendiente.

También ha mencionado como aspecto positivo la inclusión de los pequeños agricultores a tiempo parcial en las ayudas de la PAC y el diseño del pago redistributivo para que no salgan importes fuera de la región de pago y que beneficia especialmente a las explotaciones familiares y profesionales. El ministro ha recordado que las diez medidas del programa específico para el olivar de ordenación de la oferta, de calidad y trazabilidad, ha favorecido que el aceite de oliva esté en precios significativamente mejores respecto de la campaña anterior. Fuente - mapa