agronoticias.es

Estudio realizado con la colaboración del MAPA. Recoge la importancia de la presencia de la industria de alimentación y bebidas en el medio rural y cómo contribuye directamente a dinamizar estas zonas y a luchar contra la despoblación

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y Cajamar Caja Rural han firmado un Convenio de colaboración para la difusión del Informe “La contribución de la industria de alimentación y bebidas a la España rural”, que será presentado en los próximos días.

El Informe, cuya elaboración ha contado con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), recoge la importancia de la presencia de la industria de alimentación y bebidas en el medio rural y cómo contribuye directamente a dinamizar estas zonas y a luchar contra la despoblación.

En el estudio, realizado por la consultora KREAB durante 2021, se toma como referencia de la llamada España Vaciada la definición del Parlamento Europeo de zonas escasamente pobladas, que representan las localidades con 50 habitantes/km2.

La creación de empleo, la contribución a la fijación de población y al mantenimiento de infraestructuras y servicios, así como la aportación a los ingresos públicos son algunos de los datos recogidos en el Informe.

La firma del Convenio se realizó ayer por parte del director general de la Federación, Mauricio García de Quevedo, y de Roberto García Torrente, director de Desarrollo Sostenible de Cajamar Caja Rural.

“Queremos poner en conocimiento del conjunto de la sociedad los datos de este estudio que reflejan la importancia de nuestro sector en todo el territorio y a la vez hacer una serie de propuestas concretas para impulsar el desarrollo de estas zonas”, afirma Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

“Este estudio va a servir para dar visibilidad a un sector que se ha mostrado estratégico y esencial durante la pandemia y que además juega un papel fundamental para mantener vivos los territorios. Además, hay que tener en cuenta las intensas sinergias que genera el sector agroalimentario con otras actividades económicas”, señala Roberto García Torrente de Cajamar Caja Rural.