Las fuertes precipitaciones que cayeron en el norte de España a principios de diciembre llevaron a una importante crecida del rio Ebro y sus afluentes. El desbordamiento de los cauces ha inundado muchos campos que se localizaban en las riberas de los ríos. Muy afectados se han visto los cultivos hortícolas de Navarra.

Actualmente el agua se va retirando poco a poco. Los agricultores hacen valoración de daños, algunos dan la campaña de hortalizas por perdida.

Álvaro Cirauqui (Funes/Navarra), agricultor de hortalizas y vicepresidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra, UAGN, explicaba a agronoticias.es “la situación es de desastre. Parece que cuando acaba la riada acaba el problema, pero no es así. Ahora, cuando el agua retira es cuando llega el problema de verdad y empiezas a ver los daños en las fincas. En las zonas que se han inundado, zonas de ribera, se cultiva mucha verdura de temporada. En cultivos como brócoli, coliflor, cardo y otras más minoritarias como pueden ser borrajas, acelgas, apio, entre otros, hay un verdadero desastre. La verdura está toda manchada por el rio y eso ya no es comercializable. Afectadas calculamos que habrá en Navarra unas 15.000 has afectadas, de las cuales aprox. 2/3 partes son hortalizas”. Entre los municipios navarros que más se han visto afectados encontramos Funes, Falces, Peralta, Azagra, Arguedas, Cabreita, Valtierra, Buñuel o Tudela.

Muy grave es la situación en brócoli, cultivo de mayor extensión, Álvaro Cirauqui nos explicaba “los cultivos estaban para cosechar. La campaña de brócoli dura todo enero y medio febrero. En los campos que se ha ido el agua no se pueden pisar todavía e incluso hay parcelas que en un mes no se habrá ido el agua. Añadir que llevamos una semana fuerte de nieblas que no ayudan tampoco, hay mucha humedad y no se seca nada. Para algunos la campaña de brócoli se puede dar por concluida. Y nuevas siembras no se pueden realizar hasta marzo”. Apuntar que el grueso de la producción hortícola de Navarra se destina a agroindustria.

Delicada situación también en el caso del espárrago. Álvaro Cirauqui: “no se sabe cómo se desarrollará la campaña a partir de marzo, pues puede que la raíz esté dañada y no salga un espárrago de calidad ni de producción. Y esperemos, teniendo en cuenta que hay esparragueras que van a estar mucho tiempo inundadas no tengamos que lamentar perder incluso la propia esparraguera. Son cultivos que duran 7 u 8 años, por lo que no solo sería perder esta campaña de espárragos sino también la inversión realizada para estos años”.

Los daños son importantes. Cifra económica todavía no se ha calculado. “Hay cultivos que están asegurados y estos están cubiertos. El problema está con aquellos que no tiene seguro” añade el vicepresidente de UAGN.

A nuestra pregunta, cuánto de extraordinaria ha sido esta crecida apunta “llover ha llovido mucho, pero vemos que en muchos puntos se ha salido el agua con menos agua de las que ha llevado el rio otras veces. Esta vez ha tenido más impacto”.

Las próximas semanas se presentan complicadas, “ahora tenemos que esperar a que sequen los campos. Hacer valoraciones de los daños también en sistemas de riego, tuberías, acequias, caminos… Lo que desde aquí pedimos es que la siguiente crecida no sea como esta. Defendemos la limpieza del rio, sabemos que desde los lobbies ecologistas no se ve con buenos ojos. No queremos que se quite al rio todo lo que tiene, pero sí lo que le sobra” concluye Álvaro Cirauqui. ds. Fotos: UAGN

Noticias relacionadas:

Agroseguro recuerda que los daños por las inundaciones provocadas por la crecida del rio Ebro están cubiertas por el seguro agrario

UAGA estima unas 14.000 has de cultivo inundadas por el Ebro