La Conselleria de Transición Ecológica ha presentado la Oficina de Transición Energética y Acompañamiento (Otea), un servicio público de promoción y asistencia sobre ahorro energético, eficiencia y autoconsumo renovable.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha explicado que la nueva oficina prestará un triple servicio de carácter permanente, telemático e itinerante "municipios por municipio" para informar y ayudar al conjunto de las personas a optimizar el gasto energético, así como a ofrecer asistencia técnica guiada para crear comunidades energéticas o instalar placas fotovoltaicas para el autoconsumo.
Según Mollà, "estamos construyendo un espacio de encuentro, información y formación sobre el actual sistema energético y la necesidad de alcanzar un nuevo modelo sostenible, accesible y justo para la sociedad y el medio".
El objetivo es ampliar estas dos líneas prioritarias de actuación con otras adicionales como la planificación eficiente y el asesoramiento a la ciudadanía, ha indicado la consellera.
La Oficina, con una inversión hasta 2023 de 700.000 euros, estará el 23 de diciembre en Llíria y el 28 en Soneja.
El director general de Transición Ecológica, Pedro Fresco, ha señalado que un equipo específico promoverá la "cultura energética" a través del análisis de la factura y del consumo, de herramientas de datos abiertos para ajustar el consumo al horario de menor coste y de las ayudas y beneficios ligados a las renovables para el autoconsumo, como las subvenciones 2022-23 para las instalaciones posteriores a junio de 2021. Fresco ha abierto la puerta a que la Oficina pueda optar a fondos de reconstrucción, en referencia a los 100 millones que anunció el ministerio de Transición Ecológica en Crevillent para favorecer, incluida la asistencia, la constitución de comunidades energéticas locales.
El Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana albergará la sede permanente de la Otea y es una herramienta más de las puestas en marcha por la Conselleria para fomentar la transición energética. Al respecto, la Conselleria ha puesto en marcha el plan 'Municipios en Red' para la creación de comunidades energéticas de gestión municipal y hace poco más de una semana presentó una iniciativa para que el Estado mejore la regulación.
Mollà ha subrayado la política proactiva de la Conselleria "en la descarbonización y el ahorro de hogares y empresas, con el objetivo de que la población no sea solo consumidora, sino también parte del proceso y de la respuesta viable y estructural a la emergencia climática".