Ideagro ha sido reconocido como laboratorio nacional de referencia en la Red Mundial de Laboratorios de Suelo de la FAO (GLOSOLAN), así como en la Red Internacional de Análisis de Fertilizantes (INFA).

Con esta distinción, Ideagro asume la responsabilidad de conducir las actividades de la red de la FAO a nivel nacional y de transferir los conocimientos adquiridos a otros laboratorios en cumplimiento del objetivo de GLOSOLAN de mejorar las capacidades de los centros de investigación en el campo de la analítica de suelo.

A través de la red, Ideagro participa en la armonización de operativos estándar, en la promoción de buenas prácticas y en el apoyo a otros países y laboratorios en el desarrollo de sus capacidades.

En concreto, Ideagro coopera en la construcción de una base de datos de suelos representativa y equilibrada, y en la provisión de un servicio gratuito y de fácil uso de estimación de las propiedades de suelo.

Además, la red de la FAO ha asumido recientemente la tarea de controlar la calidad de los fertilizantes, para lo que se ha creado la Red Internacional de Análisis de Fertilizantes (INFA), de la que Ideagro también es laboratorio de referencia.

El trabajo de INFA en la armonización de los métodos de análisis de los fertilizantes y la puesta en marcha de un código internacional de conducta para su uso sostenible apoya los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el mandato de la FAO sobre seguridad alimentaria y nutrición.

La importancia de GLOSOLAN e INFA

El suelo es un recurso esencial para la producción de alimentos y, sin embargo, se encuentra bajo una gran presión debido al crecimiento de la población. Se calcula que el 33% de los suelos están degradados a nivel mundial.

Para alertar sobre su deterioro, el 5 de diciembre se convoca el Día Mundial del Suelo que, en esta ocasión, hace un llamamiento para detener los procesos de salinización, que afectan ya a 833 millones de hectáreas en todo el mundo, el 8,7% de la superficie del planeta.

A pesar de su importancia, el suelo no ha recibido la atención necesaria ya que se consideraba un recurso infinito. Sin embargo, la FAO sostiene que la realidad es bien distinta y existe una necesidad urgente para sensibilizar sobre su importancia y usarlo de manera sostenible.

Invertir en laboratorios más eficientes y en datos armonizados tiene trascendencias regionales, nacionales y mundiales. GLOSOLAN se presenta como una vía efectiva para generar confianza en la toma de decisiones tanto en el campo como en el ámbito político; para establecer indicadores internacionales; para manejar el suelo de forma sostenible; para apoyar el establecimiento de un Sistema Nacional de Información de Suelo que puede alimentar al Sistema Mundial de información de Suelo (GLOSIS); para asistir a las empresas fabricantes de equipos de laboratorio en la mejora de sus productos; para identificar vacantes de investigación, y para aumentar la inversión en este campo.

Desde su creación en diciembre de 2012, la red GOLOSAN se ha convertido en una fuerte alianza donde los asuntos globales sobre suelos son debatidos y abordados por todas las partes interesadas. Existen diferentes áreas de trabajo relacionadas con la biodiversidad, erosión, fertilidad, polución o la salinidad del suelo, entre otros.

Este reconocimiento de la FAO supone un paso más en el compromiso de Ideagro con la transferencia de conocimientos y la promoción de la salud del suelo y el aumento de la biodiversidad.