agronoticias.es

(R.P.) La campaña hortofrutícola 2021/ 2022 no está empezando con buen pie para los agricultores almerienses. Las temperaturas han descendido de forma importante, sobre todo las nocturnas, pero no se ha dejado notar en la producción, en el caso del pimiento, ya que los agricultores aguantan el producto hasta obtener un precio rentable.

Las cotizaciones tampoco están siendo acordes a la demanda que ya ha comenzado a despuntar y se nota en los centros de comercialización almerienses.

Sin duda, la hortaliza más perjudicada es el pimiento, a su vez la mayoritaria en volumen de producción en la provincia de Almería. El pimiento italiano verde se vende entre ochenta céntimos de sesenta de euro, mientras que el pimiento italiano rojo se vende a una media de cuarenta céntimos de euro. El pimiento lamuyo rojo tiene un primer corte de un euro con veinte céntimos y remates de setenta céntimos de euro el kilo; el pimiento lamuyo verde oscila entre ochenta y sesenta y cinco céntimos de euro. Los pimientos California no están teniendo altas cotizaciones durante este mes de noviembre, solo destaca el rojo con un corte medio de un euro el kilo; el pimiento tipo california amarillo se vende entre setenta y cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo, y el tipo california verde tiene un corte medio de setenta y cinco céntimos de euro el kilo.

Estos bajos precios que se están sucediendo en las últimas semanas han llevado a movilizarse a los productores almerienses a nivel nacional. Los agricultores quieren obtener unos ingresos acordes a los gastos de producción. En cuanto al tomate los precios se mantienen en las últimas semanas. El tomate larga vida se vende a una media de noventa céntimos, el tipo ramo tiene un corte medio de un euro el kilo y el tomate pera oscila entre noventa y siete céntimos y setenta y ocho céntimos de euro el kilo. La judía perona roja tiene un corte medio de cuatro euros con diez céntimos, la judía perona semi se vende a una media de tres euros, el tipo helda oscila entre tres euros con sesenta y un euro con noventa céntimos, y la judía strike, la de mayor valor como es habitual se vende entre seis euros con diez céntimos y cuatro euros el kilo.

Los productos hortofrutícolas más típicos del invierno como el calabacín o la berenjena han registrado esta última semana una subida de precio la berenjena rayada se vende entre ochenta y sesenta céntimos de euro el kilo, mientras que la berenjena larga tiene un primer corte de setenta y cinco céntimos y remates de cincuenta céntimos de euro el kilo. El calabacín, tanto el fino como el gordo, oscilan entre un euro con treinta céntimos y un euro el kilo. El pepino se mantiene esta semana en sus cotizaciones. El tipo largo se vende entre ochenta céntimos y cincuenta céntimos de euro el kilo, el pepino corto negro tiene un primer corte de noventa céntimos y remates de setenta céntimos de euro, y el pepino francés inicia las ventas en noventa céntimos y tiene últimos cortes de setenta céntimos de euro el kilo.