agronoticias.es

La prueba piloto parte hoy 11 de octubre de la cooperativa agrícola San Bernat de Carlet (Carlet-Valencia) por camión a Perpiñán y de ahí con tren a París realizando así un viaje multimodal transfronterizo.

Cerca de 7.000 kilos de kaki Persimon Bouquet parten hoy desde Carlet con destino a Rungis (París), haciendo una primera escala en Saint Charles (Perpignan).

Ocho palets que realizarán su primer viaje en el contenedor pasivo inteligente que la solución SmartEcoReefer desarrollada por la compañía INPROUS-PRS, pone al servicio del sector agroalimentario, en una prueba piloto en la que participan Anecoop y su cooperativa socia Sant Bernat de Carlet con el soporte del proyecto europeo TRAILS.

Con su participación en esta iniciativa, Anecoop y sus socios siguen dando pasos dentro de estrategia de sostenibilidad.

Retos actuales del sector logístico

En la actualidad, el sector logístico se enfrenta a numerosos retos para optimizar el transporte de productos perecederos, entre los que destaca el mantenimiento de la temperatura y la dependencia del suministro de energía a lo largo del trayecto.

El impacto anual de los contenedores de refrigeración convencionales en las operaciones de import/export hacia y desde la Unión Europea a África y Oriente Medio, se sitúan en los 600 millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera y un consumo de 1,2 billones de kWh, debido al consumo de energía de la unidad de refrigeración.

Por otro lado, el desperdicio alimentario de la UE alcanza los 80 millones de toneladas, lo que equivale a 160 kg/persona al año, con un coste de 143.000 millones de euros. Ello se debe a la poca fiabilidad de la cadena de frío convencional, lo que equivale a una insuficiente calidad de conservación en transportes de larga distancia de productos altamente perecederos.

Foto: De izquierda a derecha: Ignasi Sayol, presidente ejecutivo de Inprous, Alvaro Nogués, presidente de la cooperativa Sant Bernat de Carlet, Antonio Quintana, director general de agricultura, ganadería y pesca de la Conselleria de Agricultura y Alejandro Monzon , presidente de Anecoop.

Los objetivos de European Trails y SmartEcoReefer

En este sentido, el objetivo de la solución SmartEcoReefer de la compañía INPROUS-PRS es precisamente poner a disposición del sector una solución tecnológica integral que garantice al cliente los servicios adecuados para la logística en temperatura controlada.

El objetivo del proyecto europeo Trails es crear un piloto de transporte multimodal transfronterizo de larga distancia, para demostrar que esta innovación y este nuevo contenedor se adapta al transporte por ferrocarril de los productos del sector hortofrutícola en temperaturas frías positivas para favorecer el cambio modal, ahorrar Co2 y desatascar las carreteras.

Los partners logísticos de este piloto organizado por los miembros del proyecto TRAILS y el GRUPO ANECOOP son Transportes SALVA, la empresa ferroviaria NOVATRANS y para la última milla en Paris, Transportes MESGUEN.

Este tipo de contenedor parece tener muchas ventajas que se verificaran con la prueba piloto, en condiciones reales en el área transfronteriza y europea. Destaca:

-         Autonomía del contenedor de 12 a 25 días dependiendo del equipo

-         Al ser un contenedor pasivo carece de problemas mecánicos

-         Consigue una reducción del 81,9% de reducción de consumo de energía y de la huella de carbono del proceso logístico. En caso de carga con energías renovables hablamos de un impacto de cero emisiones.

-         Está perfectamente adaptado al uso del ferrocarril

-         El tipo de frío que genera limita la proliferación bacteriana o viral, pudrición y mantiene una mayor frescura y calidad del producto.

Por la frontera hispano-francesa pasan más de 15.000 camiones al día, de los cuales el 40% son refrigerados que transportan productos de frío positivo o negativo. Es decir, se trata de un sector estratégico para la economía española y francesa (frutas, verduras, carnes congeladas).

Hasta la fecha, el 90% de los volúmenes de estos productos se transporta por carretera y el desplazamiento modal al ferrocarril es complejo debido a la falta de suministro eléctrico ferroviario, la discontinuidad del corredor mediterráneo y también a la falta de medios técnicos. Sin embargo, estos contenedores Reefer permiten transportar estos productos agroalimentarios de forma segura, fiable y sin dificultades técnicas (control temperatura, recarga de combustible, reparaciones de motores de refrigeración) ni medio ambientales. Todo ello certificado por el Institut de Recerca i Tecnología Agroalimentàries (IRTA) el pasado verano 2020.

Este proyecto pensado para el sector agroalimentario y que ha sido ganador en la reciente convocatoria Ports 4.0 de Puertos del Estado, reúne unas características técnicas que son:

-         Adaptación y aplicación de la tecnología propia de frío patentada por PRS Technology en contenedores multimodales de 20, 40 y 45 pies para poder ser utilizada en un sistema de logística y distribución agroalimentaria a temperatura controlada; especialmente en exportaciones cuyo tiempo de tránsito sea de entre 20 y 25 días, en primera fase. Gracias a las placas de PCM se libera el frío poco a poco permitiendo mantener las mercancías en frío positivo o negativo durante 12 días o más, dependiendo del modelo del equipo.

-         Investigación, diseño, desarrollo y aplicación de las últimas tendencias tecnológicas relacionadas con la Inteligencia Artificial (IA), a través de la cual se espera la adquisición de nuevos conocimientos, basados en análisis de diferentes escenarios para el modelado de comportamiento técnico de los transportes y detección de anomalías, las arquitecturas Big Data, Iot para monitorizar, captar y gestionar los datos provenientes de los sensores y sistemas de Alerta Temprana para favorecer una gestión predictiva e identificar riesgos durante el transporte.

-         Dar respuesta a anomalías inesperadas en tiempo casi real, gracias al SmartEcoReefer.

-         Aplicación de la tecnología Blockchain al mercado agroalimentario para certificar y garantizar los datos generados.

-         Diseñar y desarrollar los diferentes módulos basados en APIs interoperables

-         Desarrollo de cuadros de mando y otras interfaces necesarias.