agronoticias.es

La nueva cosecha se situará un 4,8 % por debajo de la precedente y un 2,1 % inferior a la media de los últimos cinco años

El MAPA daba a conocer ayer al sector los datos del aforo en el transcurso de una reunión celebrada mediante videoconferencia. En el encuentro se ha pasado revista a la campaña 2020/21 que acaba de finalizar, y se han analizado las perspectivas para la nueva campaña. La difusión de un aforo homogeneizado de cosecha en los primeros 15 días de cada campaña es uno de los compromisos que el ministerio adquirió en el plan de medidas para el sector citrícola en abril de 2019.

El mayor descenso en términos absolutos se producirá en pequeños cítricos, y porcentualmente en limón, que fueron los tipos de cítricos que más aumentaron su producción en la campaña pasada. El pomelo, por el contrario, crece significativamente, mientras que se mantendrá estable el volumen de naranjas (+0,4 %).

La naranja será el cítrico de mayor producción, representa el 52,4 % del total, y se estima una cosecha de 3.511.079 toneladas, de las que el 73 % corresponderán al grupo navel. La producción de pequeños cítricos se elevará a 2.083.000 toneladas, el 31 % del total, y el tipo mayoritario será el de las clementinas con el 51 %.

La previsión del aforo apunta a una cosecha de 1.011.458 toneladas de limones (15 % de la producción total) y 84.010 de pomelos (1,25 %). El apartado de otros cítricos (incluida la naranja amarga) aglutina 11.197 toneladas, el 0,17 % de la producción cítrica total.

Con respecto al balance de la campaña 2020/2021, que concluyó el pasado 31 de agosto, las últimas estimaciones sitúan finalmente la producción en 7,045 millones de toneladas, un 12,6 % por encima de la 2019/20 y un 6,2 % superior a la media de las cinco precedentes, y se sitúa como la cuarta cosecha más alta, según las estadísticas del MAPA.

El comercio ha seguido mostrado un gran dinamismo, tanto a nivel de consumo interno como de las exportaciones. En el mercado interno destaca especialmente un incremento del 11 % en el consumo de mandarinas.

Destaca el volumen de exportaciones, que hasta el mes de junio sumaron 3,6 millones de toneladas, con un valor de casi 3.400 millones de euros, un 7,1 % superior a la media de las últimas cinco temporadas. El balance comercial es muy positivo, 3.208 millones de euros, con una tasa de cobertura del 2,1 %.

En el capítulo de las ventas al exterior, destaca el buen comportamiento del limón, que a pesar del cierre del canal HORECA ha mantenido su nivel de exportaciones respecto a la campaña pasada, con un incremento del 13 % sobre la media de las cinco campañas anteriores. Asimismo, se ha producido un importante incremento de las exportaciones de pomelo, que se han situado un 17,1 % por encima de la media de las últimos cinco años.

En este contexto de mercado, con carácter general, los precios se situaron por encima de los de las cinco campañas anteriores, tanto en campo como a salida de OP/central de acondicionamiento, excepto en el caso del limón. La naranja ha cotizado en los niveles más altos de los últimos diez años. Las mandarinas también han cotizado en niveles elevados, sobre todo en la recta final de campaña. Fuente - mapa