agronoticias.es

El consumo per cápita de frutas y hortalizas frescas en los hogares se ha situado en 178,6 kilos, según los últimos datos del Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura correspondientes al mes de junio de 2021, frente a 184 kilos del año anterior.

Desciende el consumo de frutas, que se sitúa en 95,5 kilos por persona y año, el de hortalizas con 61 kilos por persona y año y se mantiene el de patata, con 22,1 kilos.

Las estadísticas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación corresponden al último año móvil, siendo junio el último mes del que se disponen datos. En este periodo y comparado con el mismo periodo de 2020, ha descendido el consumo de la mayoría de las hortalizas, como el tomate que ha pasado de 14,7 kilos por persona y año a 13,8; la cebolla de 7,9 a 7,6 kilos por persona y año y las lechugas, pasando de 4,4 a 4,2 kilos por persona y año.

La demanda de frutas en los hogares también ha descendido, destacando la naranja, que ha pasado de 17,6 kilos consumidos por persona y año a 15,7; el plátano que ha pasado de 13,6 a 13 kilos o la manzana de 10,7 kilos a 10.

En cuanto a la demanda de patata fresca en los hogares se ha situado en 22,1 kilos por persona, prácticamente la misma cifra que en 2020, cuando se consumieron 22,4 kilos.

El consumo per cápita en los hogares a lo largo de 2021 refleja un retroceso generalizado de la demanda en los hogares respecto a 2020, año en el que el consumo creció fuertemente, especialmente en los meses de marzo a junio por el confinamiento impuesto a causa de la COVID. Fuente: Fepex