La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) alerta de que el paso de la DANA por la Comunitat Valenciana ha acarreado tormentas con lluvias torrenciales, aparato eléctrico y fuertes rachas de viento que han provocado daños localizados en la agricultura valenciana, sobre todo en la comarca castellonense del Baix Maestrat y de manera especial en la mitad norte del término de Vinaròs,

lindando con Alcanar (Tarragona), y en menor medida en zonas interiores de Valencia. Por el contrario, en el resto de áreas y en líneas generales las lluvias han resultado beneficiosas porque contribuyen a aumentar el calibre de las producciones pendientes de recolección, limpiar los árboles, ahorrar en riegos y recargar los acuíferos. Asociados de AVA-Vinaròs constatan sobre el terreno graves siniestros en los cultivos, principalmente cítricos y hortalizas de temporada, tanto en forma de pérdida de hasta el 100% de la cosecha como, incluso, en el arranque de árboles jóvenes. En el caso de los campos anegados por el agua, los agricultores deberán asumir sobrecostes económicos para salvar la producción a causa de la necesidad de realizar tratamientos fungicidas. Parte de la superficie afectada, que podría superar las 2.000 hectáreas según una primera valoración de urgencia, ya sufrió a principios de agosto un temporal de pedrisco y ahora la DANA viene a agravar las pérdidas.

Asimismo, AVA-ASAJA advierte de serios desperfectos en infraestructuras agrarias (caminos rurales, muros, acequias, almacenes, etc.), rotura de tuberías y gomas de riego por goteo, así como la pérdida de maquinaria y aperos agrícolas (tractores, cubas, atomizadores, etc.) Según agrega la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT), entidad asociada de AVA-ASAJA, las lluvias no han tenido un impacto significativo sobre los viveros de esta zona que, entre Alcanar y Vinaròs, concentra buena parte de las firmas dedicadas a la producción y comercialización de plantones de cítricos.
En el término colindante de Benicarló, la asociación lamenta afecciones de producción en la uva, con la vendimia inminente, y teme posibles consecuencias negativas en las tierras que cultivan alcachofa de cara a la próxima campaña debido a las abundantes lluvias de los últimos meses.

AVA-ASAJA detecta más siniestros agrarios, si bien de menor consideración, en comarcas interiores de la Comunitat Valenciana, destacando el caso del término de Pedralba con daños en cultivos e infraestructuras, y parcelas hondas y próximas a barrancos que se vieron desbordados por las precipitaciones. Por otra parte, la organización agraria informa de que el pedrisco caído en la tarde del pasado lunes causó daños puntuales sobre el caqui, cítricos, granadas y hortalizas en La Ribera Alta (Càrcer, Manuel, Castelló, L'Ènova, etc.), L'Horta (Torrent, Picanya, etc.) y el Camp de Túria.

Por ello, la organización agraria pide a las administraciones que pongan en marcha ayudas directas y medidas fiscales dirigidas a aliviar las pérdidas de los agricultores afectados por estas nuevas adversidades climáticas. Fuente y Foto: Ava-Asaja