agronoticias.es

Celebrado en formato virtual, el VI Encuentro de la Almendra y la Avellana ha reunido a distintos representantes del sector que han puesto en valor estos productos desde el punto de vista económico, de la sostenibilidad y de la salud.

La Agrupación de Exportadores de Almendra y Avellana de España (SAB-Almendrave) ha celebrado ayer el sexto encuentro de la Almendra y la Avellana, que este año ha llevado el título "Cosechas, sostenibilidad y salud: Apuestas del sector de la almendra y avellana" a la que se han conectado en directo más de 250 asistentes. Durante la inauguración el presidente de SAB-Almendrave, Pere Ferré, ha destacado que el cultivo del almendro ha crecido un 36% en los últimos 6 años, hasta llegar a las 718.540 hectáreas totales. "Lo más importante es que una gran parte de las nuevas plantaciones están en regadío, pasando de 46.000 a las 118.000 hectáreas". Por su parte, el presidente de AEOFRUSE, Antonio Pont, ha avanzado que en España hay 607.000 hectáreas de almendro en producción de las cuales el 85% es en secano, mientras que el cultivo ecológico representa el 25% de la producción. "Este año la cosecha va a estar influida por las heladas de mitad de mayo y por enfermedades de hongos de la anterior cosecha. Fruto de este análisis, consensuado con Descalmendra, estimamos subjetivamente una producción de 109.364 toneladas de almendra en grano. Supone un 6% menos de la que declaramos el año pasado".

A nivel internacional, Richard Waycott, presidente y CEO de la Almond Board de California, ha afirmado que están experimentando una sequía que, "sin duda, repercutirá en los costos de producción de nuestro valle, debido a que deben pagar más dinero por el uso del agua. El pronóstico actual, sorprendentemente, es de 1,45 millones de toneladas de almendra cáscara". Por su parte Ross Skinner, CEO de la Almond Board de Australia, ha estimado que este año alcanzarán las 58.000 hectáreas de cultivo y las 123.000 toneladas de almendra, previendo que para 2025 su potencial productivo alcance las 180.000 toneladas.
La primera parte de la jornada se ha completado con la participación de José Luis Balanzá, coordinador general de Descalmendra y de Ricard Cisteré, responsable de compras de BAIN/Borges. Balanzá ha afirmado que el salto de las producciones es cuantitativo, pero también cualitativo: "Para 2024 el potencial productivo de España se situará en 180.000 toneladas", ha destacado. Mientras, Ricard Cisteré se ha mostrado cauteloso en lo que respecta a la comercialización: "Actualmente la oferta está creciendo a niveles algo más altos que la demanda. Si miramos el indicador de sobrante de campañas, son más altos que en años anteriores", ha afirmado.
Sostenibilidad, medio ambiente y salud
El encuentro también ha contado con la participación de Josep Moragas, director comercial de Unió Nuts, quien ha abordado la sostenibilidad del sector: "La sostenibilidad debe ser, en primer lugar, económica y social. Por supuesto que la parte medioambiental es importante. Sin embargo, si no hay agricultor, no hay actividad". Por su parte, Gaspar Alapont, responsable de compras de almendras en España de IFS Importaco Ingredients, ha destacado que "todos los agentes que formamos parte de la cadena de valor debemos estar alineados con las políticas medioambientales. Todos debemos trabajar bajo este objetivo común porque los clientes están concienciados medioambientalmente".
Arturo Belmonte, director técnico de Mañán Soc. Coop., ha destacado que el sector está haciendo grandes esfuerzos para adaptarse e incluso adelantarse a normativas medioambientales: "Desde hace años se ha reducido drásticamente el número de materias activas disponibles para la lucha contra plagas. Disponemos de pocas armas para hacer frente a ello. Ahora bien, el aumento de la producción se ha traducido en mayor interés por parte de las casas comercializas para con nuestro sector", ha añadido. Por su parte, José Manuel Ávila, director general de la Fundación Española de la Nutrición, ha incidido en las bondades nutricionales de la almendra y la avellana: "La almendra dulce presenta un alto contenido en grasas, sobre todo monoinsaturadas, es fuente de proteínas vegetales y, en menor medida, aporta hidratos de carbono. En cuanto a la avellana, el 78% de su grasa es monoinsaturada. Es como si fueran pequeñas cápsulas de aceite de oliva".

Detección y erradicación de almendra amarga
Durante el encuentro también se han dado a conocer los resultados del Grupo Operativo "Detección y erradicación de almendra amarga" impulsado por Almendrave. Xavier Miarnau, especialista de cultivos hortícolas del IRTA y coordinador técnico del Grupo Operativo, ha destacado que el 25% de la superficie monitorizada en el proyecto, lo que puede traspolarse al 50% de la superficie nacional, tuvo riesgo de albergar almendra amarga. "Es necesario que las administraciones implementen medidas de arranque de los árboles amargos, ya sea mediante incentivos económicos o incluso a través de medidas legales". Por su parte Isabel Bombal, directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha afirmado que "este grupo operativo es un ejemplo de cómo un sector puede innovar, integrando soluciones tecnológicas a lo largo de toda la cadena".
La clausura de este encuentro ha contado con la participación de María Angélica Mateo, jefa de Área de Frutas y Hortalizas de la Subdirección General de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, quien ha destacado que España es el principal productor y exportador de frutos secos de Europa y el segundo exportador mundial, con un valor de exportaciones de 700 millones de euros. "El sector ha hecho un auténtico esfuerzo, apostando por modelos tradicionales, pero también por modelos intensivos en los que los regadíos que cogen cada vez más relevancia. Desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, consideramos que es un sector clave". Fuente y Foto: Almendrave