agronoticias.es

(R.P.) Más del sesenta por ciento de la producción total de sandía de esta campaña se ha recolectado. El incremento de la producción frente a una demanda moderada está complicando la comercialización y los precios van a la baja, llegando incluso a retirar producto en las plantas de compostaje.

Se están registrando cotizaciones que en le caso de la sandía mini son los más bajos de las últimas cinco campañas, del mismo como está ocurriendo con la sandía rayada. El tipo mini se vende por debajo de quince céntimos, la negra sin semillas tiene una media de veinte céntimos y la rayada no supera cortes de dieciocho céntimos de euro el kilo.

En cuanto al melón, también está muy avanzada la recolección de la superficie total de este año. Hay una gran cantidad de producto con el consiguiente desajuste entre la oferta y la demanda, una situación que ha provocado un descenso en los precios. El melón amarillo es uno de los más perjudicados, junto con el galia y piel de sapo. Otro de los factores a los que se apunta por la baja rentabilidad son las promociones que se están llevando a cabo en las grandes superficies con valores muy bajos. El tipo galia se vende entre cincuenta y treinta céntimos, el amarillo baja hasta cortes de entre veinticinco y diecisiete céntimos y el piel de sapo tiene una media de veintiocho céntimos de euro el kilo.

La producción de tomate de primavera ya está llegando a su final. La presencia de producto local en Europa está desplazando al origen almeriense que afronta oscilaciones en las cotizaciones durante esta última semana. El tipo pera se vende entre setenta y cincuenta céntimos, el ramo cotiza una media de sesenta y ocho céntimos y el larga vida oscila entre sesenta y cinco y cincuenta céntimos de euro el kilo. Respecto al calabacín prácticamente está finalizado por este ejercicio agrícola y la mayor parte de las plantaciones se están retirando para proceder a la limpieza y arreglo de invernaderos. Tanto el fino como el gordo oscilan entre cortes que van desde los sesenta y cinco a cuarenta céntimos de euro el kilo.

La berenjena a pesar de haber mejorado sus precios la pasada semana ha vuelto a bajar. Las exportaciones se han reducido y tiene como destino principal el mercado nacional. El tipo larga se vende entre sesenta y treinta céntimos y la berenjena rayada no supera cortes de sesenta céntimos y tiene remates de treinta y cinco céntimos de euro el kilo. Del conjunto de pepinos destaca el corto negro que oscila entre cuarenta y cuatro y veinticinco céntimos y el francés tiene un precio medio de treinta y cinco céntimos de euro el kilo. Las judías verdes siguen una semana más con precios muy dispares siendo la perona roja de la mayor valor con una media de cuatro euros, el tipo semi tiene un corte medio de un euro con ochenta y la judía helda se vende entre dos euros con ochenta y dos euros el kilo.