agronoticias.es

El objetivo del presente informe es realizar un análisis de los precios medios registrados en la comercialización del ajo andaluz durante la campaña 2020/211, comprendida entre mayo de 2020 hasta abril de 2021, exponiendo, así mismo, los principales datos de producción, superficie y rendimiento.

Superficie y producción
La superficie andaluza de ajo ha aumentado en la campaña 2020/21 un 8% con respecto a la campaña 2019/20. Concretamente, la superficie cultivada de ajo en Andalucía ha pasado de 4.804 hectáreas en la campaña 2019/20, a 5.183 hectáreas sembradas en la campaña 2020/21. Por otro lado, las condiciones climatológicas, han favorecido un aumento del 5% en el rendimiento medio de la superficie cultivada en la campaña 2020/21, con respecto a la campaña precedente, alcanzando valor de 13.184 kg/ha. El incremento de la superficie y del rendimiento, han tenido como resultado un aumento del 14% de la producción total de ajo en la comunidad autónoma andaluza, contabilizando un total de 68.333 toneladas.
A nivel provincial, se observa que alrededor del 78% de la superficie y de la producción andaluza de ajo, se encuentra localizada en las provincias de Córdoba, Sevilla y Granada, con una representatividad en superficie del 34%, 23% y 21%, respectivamente. Les siguen las provincias de Málaga y Jaén, cuya superficie de cultivo representan el 14% y el 6% de la superficie total de ajo, respectivamente. Las restantes tres provincias se reparten el 2% faltante. Comparando la evolución de la campaña 2020/21 a nivel provincial, con respecto a la campaña precedente, destaca el incremento del 24% de la superficie de Sevilla y el 41% de Almería, aunque la representatividad de esta última sobre el total sea irrelevante.
Evolución de las cotizaciones medias del ajo andaluz
Teniendo en cuenta el ciclo productivo y el período de recolección del ajo en Andalucía, la campaña 2020/21 en campo está comprendida entre de mayo a julio de 2020. Las variedades de ajo que se incluyen en el presente análisis corresponden a las mayoritarias cultivadas en Andalucía, siendo el ajo spring o chino, el más representativo con cerca del 85% de la producción total, seguido en importancia por el ajo morado y, finalmente, por el ajo blanco.
En la campaña 2020/21 se obtiene un precio medio en origen de 1,02 €/kg, un 14% por encima del valor alcanzado en la campaña precedente (0,90€/kg), hecho que se relaciona con la crisis sanitaria del COVID-19 y los efectos que esta tuvieron tanto en el consumo de ajo, como en los problemas de transporte provocados en el mercado asiático. Cabe recordar que China produce más del 80% del ajo mundial y, por tanto, sus exportaciones dominan las cotizaciones del mercado mundial. Las cotizaciones liquidadas al agricultor corresponden a ajo seco.
Se observa un retraso en el inicio de la campaña 2020/21 de 3 semanas respecto a la campaña precedente, que comienza en la semana 21 (final de mayo). Por otro lado, los precios se mantienen relativamente estables en la primera parte de la campaña (semana 21 a 26), mostrando un comportamiento similar al registrado en campañas precedentes. En este período el precio semanal fue estable, oscilando entre 0,90 €/kg y 1,03 €/kg. En la segunda parte de la campaña, a diferencia de campañas anteriores, en las que la calidad del ajo comienza a mermar debido a su almacenamiento, las cotizaciones mostraron una evolución ascendente hasta su finalización. Este comportamiento atípico, pudo haberse visto influenciado por la incidencia de la crisis sanitaria del COVID-19 que, por un lado, provocó dificultades en el abastecimiento y en la logística de mercancías, principalmente de contenedores frigoríficos y, por otro, debido al aumento de la demanda de ajo gracias al reconocimiento de sus propiedades beneficiosas para la salud. En este período, el precio semanal en origen estuvo comprendido entre 1,05 €/kg y 1,76 €/kg, valor máximo alcanzado la semana 32.
Por variedades, se aprecian diferencias en las cotizaciones medias de campaña para las dos variedades principales cultivadas en Andalucía obteniendo que, como viene siendo habitual en campañas anteriores, el ajo morado (1,45 €/kg) alcanza un valor mayor en el mercado que el ajo spring o chino (1,02 €/kg). Por otro lado, la comparación con la campaña precedente arroja un saldo positivo del 15% para el ajo chino y del 18% para el ajo morado.
AJO CHINO AJO MORADO
Cotizaciones medias del ajo a la salida del centro de manipulación
El proceso de manipulación del ajo tras su recolección consiste en el secado del producto, para posteriormente ser almacenado en cámaras frigoríficas en las cuales puede mantenerse durante períodos prolongados de tiempo sin que su calidad se vea afectada, por lo que su comercialización se extiende hasta el inicio de la campaña siguiente. Por lo que es habitual que, en las centrales de manipulación, generalmente, exista cierto stock de ajo de la campaña anterior cuando se inicia una campaña nueva. El análisis de la evolución de los precios medios de campaña a la salida de la central de manipulación muestra un aumento en las dos últimas campañas, alcanzando valores de 2,33 €/kg en la campaña 2019/20 y de 2,73 €/kg en 2020/21, lo que supone incrementos frente a la campaña precedente del 24% y 17%, respectivamente. Este aumento está relacionado con la crisis sanitaria del COVID-19 y el consecuente efecto sobre el equilibrio de la oferta y la demanda, que se tradujo en una menor oferta de ajo procedente de China, mayor productor mundial, en la segunda parte de la campaña 2019/20 coincidiendo con el inicio de la pandemia, situación que se ha arrastrado hasta la campaña 2020/21, lo que ha favorecido las producciones andaluzas.
Evolución de las cotizaciones de campaña del ajo andaluz a la salida de la central de manipulación.
Analizando la evolución mensual de las cotizaciones de ajo en las últimas campañas se observa que la campaña 2020/21 sigue un comportamiento diferente al de campañas precedentes y con valores superiores, salvo en relación con la campaña 2016/17. La campaña arranca en mayo con un precio elevado (2,84 €/kg), mostrando un continuo descenso hasta el mes de septiembre, que registra el valor mínimo de la campaña, de 2,31 €/kg. A partir de ese momento, las cotizaciones siguieron una tendencia alcista hasta el final de la campaña, exceptuando el descenso del valor en el mes de febrero (2021). El valor máximo se alcanza en abril con 2,99 €/kg.
Analizando los precios medios de campaña por variedades de ajo, se obtiene que, al igual que ocurre en origen, el ajo morado obtiene un valor superior al ajo spring o chino. En cuanto a la evolución de los precios en las últimas 3 campañas, esta ha sido positiva tanto para el ajo morado, con un crecimiento en 2020/21 respecto a la campaña precedente del 20% (2,95 €/kg vs. 2,47 €/kg) y del 18% en el caso del ajo chino (2,59 €/kg vs. 2,20 €/kg).
EVOLUCIÓN DE LAS EXPORTACIONES DEL AJO ANDALUZ
En la campaña 2020/21 disminuye el volumen exportado de ajo andaluz (58.629 t) con respecto a la campaña 2019/20 (60.551 t) un 3,2%. Sin embargo, por segundo año consecutivo se incrementa el valor unitario del ajo y, con ello, el valor económico de las exportaciones (133,5 millones €), que crece un 13,2% respecto a la campaña precedente.
Si se analiza la evolución mensual del volumen exportado en la campaña 2020/21, se puede observar una subida inicial en el mes de junio, en el cual se alcanza el pico máximo de exportaciones con 10.155 toneladas, para ir descendiendo en julio y agosto y mantenerse relativamente estable hasta el mes de marzo. La tónica dominante de esta campaña han sido volúmenes superiores a las campañas anteriores, salvo en los meses de junio y julio.
Entre los principales destinos de las exportaciones del ajo andaluz en la campaña 2020/21 resaltan Alemania y Brasil con el 19% y 16% del volumen total, respectivamente. Les siguen Reino Unido e Italia, que representaron el 10% cada uno. A Francia y Estados Unidos se destinó el 6% del volumen exportado y a Marruecos un 5%. Otros destinos fueron Portugal, Países Bajos y Polonia, que sumaron un 7% del volumen total de ajo andaluz exportado.
EVOLUCIÓN DE LAS IMPORTACIONES DE AJO ANDALUZ
Las importaciones de ajo realizadas por Andalucía en la campaña 2020/21, al igual que en la campaña 2019/20, muestran un incremento respecto al período precedente, tanto del volumen, que registra 3.3494 toneladas y un aumento del 218%, como del valor económico, con 1,8 millones de euros y un crecimiento del 204%. El incremento de las importaciones en 2020/21, que está en línea con las exportaciones realizadas por Andalucía, se relaciona con el descenso del volumen de ajo comercializado por el mayor productor de ajo mundial, China, desde el inicio de la crisis sanitaria del COVID-19 y, por el incremento de la demanda de esta hortaliza debido a las propiedades saludables de esta hortaliza. El mercado asiático del ajo se ha visto gravemente afectado por la ralentización y el incremento de los costes del transporte marítimo, cuyas principales causas radican en la pandemia. Por un lado, destaca la falta de disponibilidad de contenedores, causada por las medidas adicionales de seguridad aplicadas frente al COVID-19 que dificultan su movilidad y, por otro, la disminución de la demanda de ajo de origen asiático por la falta de confianza del consumidor, al asociar dicho producto al origen geográfico de la pandemia.
La evolución mensual de las importaciones de ajo realizadas por Andalucía en la campaña 2020/21 sigue una tendencia irregular, difiriendo del ritmo de comercialización seguido en campañas anteriores, además de situarse a un nivel sensiblemente superior. En el mes de junio (2020) se observa una tendencia ascendente hasta enero (2021), a excepción de un descenso en el mes de noviembre. En febrero (2021) las importaciones sufren una importante caída, para volver a incrementarse en el mes de marzo.
En cuanto al origen de las importaciones de ajo realizadas por Andalucía en la campaña 2020/21, este estuvo repartido entre los principales países productores de esta hortaliza a nivel mundial. De hecho, el 22% del volumen importado procede de Argentina, seguido de China, con el 18% del volumen total importado. Les siguen Francia, Países Bajos y Chile con una representatividad cercana al 11% cada uno, Egipto con el 6% y, Portugal e Italia, con aproximadamente un 3% cada uno. Fuente: Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (CAGPDS) de la Junta de Andalucía