agronoticias.es

(R.P.) Las primeras sandías almerienses que se están recolectando esta campaña están obteniendo cotizaciones superiores a las del pasado ejercicio. La sandía mini rayada tiene una media de cincuenta y siete céntimos, la mini se vende a un precio medio de cincuenta céntimos y la negra sin semillas alcanza una media de ochenta céntimos de euro el kilo.

La demanda se orienta actualmente a calibres pequeños, entre un kilo y medio y dos kilos. Respecto al melón, en la mayor parte de los invernaderos los frutos se encuentran en fase de engorde y los más tardíos en la etapa de polinización. Los volúmenes son todavía menores debido al retraso de las plantaciones. El tipo galia registra una media de cuarenta céntimos, el cantaloup se vende entre cincuenta y treinta céntimos, el amarillo tiene un corte medio de treinta céntimos y el tipo piel de sapo un corte medio de cuarenta céntimos de euro el kilo.

Las cotizaciones del pimiento siguen descendiendo y prácticamente se da por finalizado el periodo de exportación del tipo california que no supera cortes de treinta céntimos en el caso del verde, el rojo tiene una media de cuarenta y cinco céntimos y el amarillo treinta céntimos de euro el kilo. El pimiento lamuyo verde se vende entre un euro con diez céntimos y sesenta céntimos de euro el kilo y el lamuyo rojo registra primeros cortes de un euro con veinte céntimos y tiene remates de setenta céntimos. El italiano verde se mantiene en cortes que van desde un euro a cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo. En el caso del tomate las cotizaciones se mantienen debido a la reducción de la oferta en prácticamente todos los tipos. El tomate liso oscila entre sesenta y cuarenta y cinco céntimos, el tipo larga vida se vende a una media de sesenta y cinco céntimos, el tipo ramo tiene un corte medio de cuarenta céntimos y el pera se vende entre setenta y cincuenta céntimos de euro el kilo.

Los pepinos siguen una semana más con precios mínimos. El tipo largo tiene un corte medio de veinte céntimos, el corto negro se vende entre veinticinco y diez céntimos y el francés oscila entre veinte y diez céntimos de euro el kilo. La berenjena rayada sube de precio esta semana hasta primeros cortes de un euro con treinta céntimos y tiene remates de setenta céntimos de euro, y el tipo larga oscila entre cuarenta y veinte céntimos de euro el kilo. El calabacín continúa una semana más con valores mínimos que van desde veinticinco a diez céntimos de euro, con una oferta abundante que no está siendo absorbida por los mercados. Las judías verdes siguen con altos valores como la strike que se venden entre tres euros con setenta y dos euros con ochenta céntimos, la emerite tiene un corte medio de dos euros con veinte céntimos, la judía helda cotiza entre dos euros con setenta y un euro con setenta céntimos y la perona roja tiene un corte medio de tres euros con diez céntimos de euro el kilo.