agronoticias.es

(R.P.) La última semana del mes de abril no está siendo positiva para la comercialización de los productos que en estas fechas son mayoritarios en el mercado almeriense. Tanto el calabacín como la berenjena y el pepino siguen descendiendo en sus cotizaciones. Sin embargo, el tomate consigue mantenerse en sus cotizaciones y el pimiento desciende ligeramente en sus precios.

Todos los tipos de pepino registran precios mínimos, la oferta se ha reducido pero las cotizaciones tanto en el tipo francés como corto negro y largo no superan primeros cortes de treinta y siete céntimos y tienen remates de veinte céntimos de euro el kilo. La berenjena larga se vende entre cuarenta y siete y treinta céntimos de euro el kilo, mientras que el tipo rayada no supera cortes de un euro con treinta céntimos y tiene remates de cuarenta y cinco céntimos de euro el kilo. La producción de esta hortaliza se está incrementando ya en Europa y el producto almeriense se destina al mercado nacional principalmente.

En cuanto al calabacín, los precios apenas han mejorado en los últimos siete días. La oferta está siendo abundante en estas fechas y el inicio de cultivos en otras zonas dificulta la salida al mercado de la producción almeriense en una época con altas temperaturas donde el consumo de esta hortaliza desciende. Tanto el calabacín fino como el gordo no superan cortes de veinticinco céntimos y tienen remates de diez céntimos de euro el kilo. Las judías verdes también han descendido de precio y solo el tipo strike supera los cuatro euros y tiene remates de dos euros con cincuenta céntimos. La judía rastra tiene un corte medio de tres euros el kilo, la emerite se vende entre tres euros con cuarenta y un euro con ochenta céntimos y la judía helda tiene un precio medio de dos euros con cincuenta céntimos de euro el kilo.

El pimiento, que ya está llegando a su final productivo en los invernaderos almerienses también ha reducido sus cotizaciones. El tipo california verde tiene un corte medio de cincuenta y cinco céntimos, el california rojo oscila entre un euro con veinte céntimos y setenta céntimos de euro y el amarillo cotiza una media de setenta céntimos de euro el kilo. El lamuyo rojo tiene un primero corte de un euro con treinta y cinco céntimos y finaliza las ventas en un euro el kilo, mientras que el pimiento lamuyo verde cotiza entre un euro con ochenta céntimos y noventa céntimos de euro el kilo. El italiano verde no supera cortes de un euro con veinte céntimos y tiene remates de noventa céntimos de euro el kilo. En cuanto al tomate, el tipo pera es el de mayor valor con primeros cortes de un euro con diez céntimo y últimos precios de noventa céntimos, el tipo ramo tiene una media de setenta céntimos, el tomate larga vida registra un corte medio de ochenta céntimos y el tipo liso se vende entre ochenta y cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo.