agronoticias.es

(R.P.) - La primavera ha comenzado en Almería con cambios en las pizarras, solo el tomate resiste a los bajos precios que están registrando la mayor parte de los cultivos. El calabacín, berenjena y pepino son los productos más afectados,

obteniendo rendimientos mínimos que no cubren costes de producción. Las altas temperaturas aceleran las producciones registrándose en los centros de comercialización mayores cantidades de género.

El tomate liso se vende entre un euro y setenta céntimos, el tipo larga vida tiene un primer corte de un euro con diez céntimos y remates de setenta y cinco céntimos, el tipo ramo registra una media de sesenta céntimos y el tomate pera asciende hasta primeros cortes de un euro con veinte céntimos y finaliza las ventas en torno a noventa céntimos de euro el kilo. Ya han comenzado a producir las plantaciones de tomate liso de primavera, mientras que se han intensificado las recolecciones de tomate asurcado. La superficie de tomate en estos meses se estima en torno al veinte por ciento en la provincia.

El pepino ha vuelto a bajar de precio esta semana, la competencia de producciones propias en Europa sigue creciendo y se está dejando notar en las pizarras. El tipo largo se vende por debajo de doce céntimos, el tipo corto negro oscila entre treinta y cuatro y diez céntimos de euro y el pepino francés cotiza entre treinta y siete y veinte céntimos de euro. El volumen de berenjena sigue creciendo y en muchos casos los cultivos afrontan su recta final. En el caso del tipo larga, la que mayor porcentaje representa en las producciones almerienses, los precios son mínimos y van desde veinte a diez céntimos. La berenjena rayada cotiza entre un euro y sesenta y cinco céntimos de euro el kilo.

Las altas temperaturas han acelerado la producción de calabacín y el engorde de los frutos registrando los centros de comercialización elevados porcentajes de producto de gran calibre que obtiene precios más bajos. Tanto el fino como el gordo están obteniendo precios mínimos que van desde veinte a diez céntimos de euro el kilo. Prácticamente todas las judías verdes han descendido de precio menos la strike que tiene un corte medio de cinco euros con cincuenta céntimos. La judía rastra cotiza de media dos euros con setenta céntimos, la emerite un euro con ochenta céntimos y la perona roja se vende entre tres euros con cincuenta y dos euros el kilo. Del conjunto de pimientos el lamuyo rojo es el de mayor valor con valores que van desde dos euros con sesenta a dos euros con veinte céntimos, mientras que el verde se vende entre un euro con setenta y noventa céntimos. El pimiento california verde tiene un precio medio de setenta céntimos, el california rojo oscila entre un euro con veinte y noventa y cinco céntimos y el amarillo ha bajado hasta precios medios de cincuenta céntimos de euro el kilo.