agronoticias.es

Se reclama un planteamiento guiado por el mercado, ya que es la mejor forma de garantizar un crecimiento sano para este sector.

La agricultura ecológica no ha dejado de crecer en la última década (un 62 % en diez años) y ha pasado de 8,5 millones de hectáreas en 2010 a 13,8 millones en 2019. Entretanto, los consumidores de la Unión Europea han mostrado un interés creciente por este método de producción; una tendencia que sin duda se ha afianzado con la COVID-19. No obstante, la superficie agrícola dedicada actualmente a la agricultura ecológica en la UE representa un 8,5 %, lejos del ambicioso objetivo del 25 % que estipula la Estrategia «De la granja a la mesa».

El Copa y la Cogeca reclaman constantemente un planteamiento guiado por el mercado, ya que es la mejor forma de garantizar un crecimiento sano para este sector. Es fundamental consolidar la rentabilidad del mercado de la producción ecológica, salvaguardar las inversiones necesarias y asegurar que los agricultores reciben una porción justa de cada euro que gasta el consumidor.

Por eso nos complace que el plan de acción se guíe por una estrategia basada en el mercado. Lone Andersen, presidenta del Grupo de Trabajo «Agricultura ecológica» del Copa-Cogeca, considera que «el enfoque planteado por la Comisión Europea es el más sostenible. Pese a que el objetivo del 25 % es muy ambicioso de alcanzar en menos de nueve años, el Copa y la Cogeca están más que dispuestos a cooperar estrechamente con la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos, así como con las partes interesadas del sector, para acercarnos todo lo posible a este objetivo sin grandes perturbaciones de mercado. En este sentido, me complace que los análisis de los observatorios de los mercados de la Unión Europea se amplíen también a los productos ecológicos.»

Otro aspecto destacado del plan de acción es que se reforzarán los insumos de la alimentación animal de acuerdo con las normas ecológicas. Los agricultores ecológicos padecen desde hace varios años un déficit de vitaminas B ecológicas para los rumiantes y los piensos en general. El ritmo relajado de las relaciones comerciales a causa de la COVID-19 ha dejado patente cuán importante es que los agricultores puedan conseguir insumos a un precio razonable. El Copa y la Cogeca piensan que a través de la investigación y la innovación, la inversión y los nuevos productos (por ejemplo, proteínas animales transformadas como insectos y algas), los agricultores tendrán a su disposición nuevas opciones de piensos asequibles. En lo que respecta a los insumos, también es importante seguir reforzando el vínculo especial entre los agricultores ecológicos y el medio ambiente. Las tierras que se cultivan de forma ecológica están exentas de productos químicos y aportan importantes beneficios adicionales para el medio ambiente y la biodiversidad. No obstante, los agricultores ecológicos tienen que lidiar con las plagas y las consecuencias del cambio climático. Sin las herramientas de protección adecuadas, seremos incapaces de cosechar productos de calidad y saludables. Ante el incremento del mercado ecológico, habrá que vigilar de manera todavía más minuciosa la propagación de enfermedades y malas hierbas. Por lo tanto, es elemental que los agricultores ecológicos tengan a su disposición un conjunto de productos eficientes para la protección de los2| 2cultivos. El Copa y la Cogeca se proponen respaldar la labor de la Comisión a favor de nuevas políticas y marcos normativos, además de apoyar la investigación y la innovación, que son imprescindibles para que los agricultores y las cooperativas agrarias de la UE cuenten con un abanico de herramientas apropiadas. Fuente –Copa Cogeca

Noticias relacionadas:

Pacto Verde Europeo: 23 acciones para impulsar la producción ecológica