Para el control de plagas y para la fertilización, en agricultura ecológica tan solo se autoriza el uso productos de origen natural. Explícitamente, está prohibido el uso de plaguicidas o fertilizantes químicos de síntesis. Mientras que el control sobre los productos fitosanitarios es muy riguroso, a través de los análisis de residuos, el control sobre posibles aplicaciones de fertilizantes sintéticos es mucho más difícil.

Con el aumento del volumen de productos ecológicos comercializado desde Almería, es importante que, desde el propio sector, se pueda garantizar que se cumplen los requisitos básicos con el objetivo de evitar prácticas fraudulentas, como la aplicación de fertilizantes de síntesis en producción ecológica.
Para evaluar diferentes métodos de autentificación de los productos ecológicos, el Grupo Operativo 'ECOTOPOS' ha sometido cosechas de diferentes procedencias a dos tipos de análisis: 1) el análisis de la relación entre los diferentes isótopos de nitrógeno (N) y 2) un análisis de compuestos nutricionales.
Análisis de isotopos de Nitrógeno
En la naturaleza, el nitrógeno cuenta con dos isotopos. Es decir, diferentes variantes con masas atómicas estables: 14N y, en mucho menor cantidad, 15N. Los fertilizantes orgánicos presentan notablemente más 15N que los fertilizantes de síntesis. Por ello, la relación de estos isotopos ofrece una potencial herramienta para indicar el origen, ecológico o convencional, de los productos comercializados. El proyecto ECOTOPOS confirma que existen diferencias grandes entre productos ecológicos y convencionales, aunque los valores detectados en los últimos son muy variables, dependiendo del manejo convencional exacto. Algunos productos convencionales presentan valores de la relación isotópico parecidos a los productos ecológicos, por su producción en suelos ricos en materia orgánica, parecidos a los suelos ecológicos. Por ello, el análisis no es del todo concluyente.
Este Grupo Operativo propone establecer un umbral de la presencia de 15N relativamente alto, para ofrecer una mejor garantía a los clientes. Puesto que la huella isotópica de los productos finales depende de los fertilizantes utilizados, sería recomendable que se indicara las características isotópicas de todos los insumos.
Análisis de compuestos nutricionales del tomate.
Por primera vez, el trabajo de la UAL ha mostrado diferencias en cuanto a una serie de compuestos nutricionales del tomate en función del manejo de las plantas, marcando una posible plusvalía de los productos ecológicos. Los análisis fueron realizados mediante espectrometría de masas de alta resolución (HRMS). De momento, estas diferencias han sido demostradas en 4 variedades de tomate. Las diferencias detectadas pueden tener su origen en todos los factores que interfieren en la fisiología de las plantas. Por ejemplo, en la activación de ciertos mecanismos de defensa bajo las condiciones típicas del manejo ecológico. No obstante, falta más investigación para poder generalizar entre todas las variedades de tomate y para autentificar los productos ecológicos en base a estos análisis.
Integrantes del GO 'ECOTOPOS'
En el proyecto han colaborado diferentes entidades. S.A.T. BIOSABOR ha representado el sector productor. En la Estación Experimental de CAJAMAR ('Las Palmerillas') se han preparado suelos de diferentes maneras, tanto con manejo ecológico como convencional, para el análisis de una gran cantidad de muestras. Los análisis de la relación isotópica de N han corrido a cargo del IFAPA Alameda del Obispo (Córdoba), especializado en esta materia. La Universidad de Almería (UAL) ha estudiado las posibles diferencias en contenido de compuestos nutricionales, mediante espectrometría de masas de alta resolución (HRMS). Como entidad certificadora, AGROCOLOR S.L. ha participado en la orientación y discusión de posibles nuevas propuestas para los protocolos de inspección y certificación. COEXPHAL ha coordinado el proyecto y, junto a CAJAMAR, está a cargo de la difusión de los resultados.
El grupo operativo tiene previsto continuar sus actividades en nuevos proyectos. Fuente y Foto: Coexphal