La Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía, HORTYFRUTA finalizará el próximo 11 de julio en Campohermoso (Níjar-Almería) el su ciclo de charlas sobre control biológico que se han impartido durante el mes de junio en Almería y Granada, destinadas especialmente a técnicos, agricultores, así como a profesionales y empresas del sector hortofrutícola andaluz.

Como balance de las conferencias celebradas hasta ahora se puede concluir que el control biológico tiene muchas ventajas. Además de conseguir una mayor limpieza, longevidad de las plantas y calidad de los frutos, este sistema natural de control de plagas ha mejorado el entorno de los cultivos de invernadero, convirtiéndolos en auténticos agroecosistemas, ricos en biodiversidad.
Es importante hacer control biológico en los cultivos de primavera con dosis adecuadas. El motivo principal es garantizar una mayor limpieza y seguridad al iniciar la nueva campaña evitando así que los invernaderos alojen plagas residentes con poblaciones en cantidad suficiente como para acarrear graves problemas.
En estos meses de calor veraniego, para no perjudicar a los insectos beneficiosos y para frenar la expansión de determinadas plagas como la araña roja, es importante mantener un nivel adecuado de humedad en el interior de los invernaderos.
Mónica González, responsable de control biológico de la Estación Experimental Cajamar, encargada de abrir cada una de las jornadas advierte que "es responsabilidad de todos que el control biológico sea una herramienta eficiente en la gestión de las plagas. Ser agricultor es una actividad económica muy difícil, que requiere tener en cuenta infinidad de factores, entre ellos el control de las plagas. Si solo nos centramos en el control químico como herramienta principal, la agricultura no será difícil, sino imposible; y con el control biológico, aunque sea difícil, será posible".
También han intervenido desde del Departamento de Técnicas de Producción de Coexphal, su responsable, Jan van der Blom, y el técnico Eduardo Crisol.
Según van der Blom, "necesitamos el control biológico, porque contra muchas plagas es lo único que funciona. Y para tener éxito, tenemos que adaptar el entorno, tanto dentro como fuera de los invernaderos, para conseguir una máxima ayuda de la fauna auxiliar de la calle. La biodiversidad es absolutamente funcional, y tenemos que aumentarla para llegar a un sistema de producción sostenible. El concepto de querer producir en condiciones estériles ha fracasado".
Crisol por su parte apunta que "la naturaleza nos ofrece recursos vitales para los seres humanos, y uno de ellos es el control biológico de plagas y enfermedades, que se produce tanto dentro como fuera de nuestros invernaderos. La agricultura basada en el control biológico funciona mejor en todos los niveles, y su adopción es síntoma de un avance tecnológico y mental en nuestro sector."
Una de las empresas de fauna auxiliar que ha colaborado con la campaña de Hortyfruta ha sido Bioline Iberia. El responsable de I + D, Manuel Gómez, comenta que es evidente que se está produciendo un cambio de mentalidad y una concienciación sobre el modo de manejar nuestros cultivos de una forma mucho más sostenible, con respeto al medio ambiente y favoreciendo la biodiversidad. Gracias a la implicación real y el esfuerzo de todos los agricultores, técnicos e instituciones, se está consiguiendo incrementar la superficie de control biológico en todos los cultivos mediante protocolos cada vez más eficaces, a pesar de que estamos asistiendo a un incremento de la incidencia algunas plagas y enfermedades, y la aparición de otras nuevas. Entre todos estamos consiguiendo que esto sea una realidad."
Por su parte, Rocío López, responsable técnica de Bioline Iberia es muy clara: "El uso de auxiliares para el control de plagas es la principal clave para cumplir con los estándares cada vez más restrictivos a la presencia de residuos químicos. El éxito del control biológico radica en tres pilares fundamentales: una formación continuada, una constante investigación y una implicación de todos los miembros del sector".
La próxima cita con estos expertos del control biológico será el 11 de julio en el Centro de Exposiciones y Congresos del Ayuntamiento de Níjar, en Campohermoso (Almería).