agronoticias.es

La cooperativa valenciana Benihort ha presentado el Proyecto Citrus Medica, basado en la recuperación del Citrón, primer cítrico que pobló la comarca del Baix Maestrat (Castellón). El fruto está considerado como el padre de los cítricos actuales y cuenta con multitud de aplicaciones que se han desarrollado a lo largo de la historia.

La rehabilitación cultural del árbol ha llevado ya a la empresa Cafés BO a elaborar el primer producto con fines comerciales, el licor de crema de Citrón. El proyecto está abierto ahora a cualquier sector productivo que desee buscar nuevos usos comerciales para el Citrón.

El director de Benihort, Guillermo Edo, ha mostrado el interés de la cooperativa benicarlanda por seguir apoyando este proyecto: "estamos muy ilusionados en la rehabilitación cultural del árbol y poner en valor su fruto, como nuevo recurso económico de un producto autóctono e histórico. Sin duda, el Citrón vuelve a ocupar un merecido espacio en nuestras tierras, donde ya contamos con una veintena de árboles en los términos de Benicarló y Peñíscola".

Por su parte, el historiador Juan Bautista Simó, de quién partió todo el proyecto, ha hecho un repaso a la importancia que ha tenido este fruto desde la época del Imperio Romano. "Ha sido siempre un producto de excelencia, que también está vinculado al Papa Luna, Benedicto XIII, ya que en un postre hecho a base de citrón -el citronat-, se colocó el arsénico para intentar envenenar al pontífice en 1418". Simó ha insistido "en las múltiples posibilidades del Citrón, como producto utilizado en cosmética, como repelente antimosquitos, como remedio medicinal, como alimento de la repostería tradicional o como componente básico en la elaboración de bebidas, etc".

Es por ello que durante el acto, se ha dado a conocer la primera aplicación comercial de este fruto en la comarca. Se trata del licor de crema de Citrón, que comercializa la empresa Cafés BO y cuyo gerente, Martín Ribes, ha recordado que "a partir de ahora el proyecto está abierto también a particulares y empresas que deseen apostar por buscar nuevos usos comerciales para el citrón".

El edificio gótico de Benicarló ha acogido esta presentación, a la que han asistido el concejal de Agricultura, Domingo Roca, la concejal de Comercio y Turismo, Rosana Marzá y el alcalde de Peñíscola. La Agrupación de Restaurantes de Benicarló también ha apoyado este proyecto, además de una representación de profesores y alumnos de los ciclos de Agraria, y Hostelería y Turismo del Centre Integrat Públic de Formació Professional de Benicarló, entre otras asociaciones y empresas de diferentes sectores productivos del municipio. Fuente: Cooperativas Agro-alimentarias