agronoticias.es

(R.P.) En esta última semana, tanto la producción de sandía como la de melón está alcanzado su pico productivo este ejercicio agrícola y están teniendo mayor presencia en el mercado nacional e internacional. En el caso de la sandía, Alemania ha intensificado las compras de este producto, además de Holanda donde ya supera al melón galia y amarillo.

Las cotizaciones han subido hasta cortes medio de sesenta y ocho céntimos, en el caso de la negra sin semillas, cincuenta y cuatro céntimos para la sandía rayada y cincuenta y cinco céntimos para la mini rayada. Las ventas de melón también se han incrementado y se han dejado notar en las cotizaciones del tipo galia que sube hasta una media de sesenta céntimos, el tipo piel de sapo que concentra el cuarenta y cinco por ciento de la superficie de melón almeriense se vende a una media de cincuenta y cinco céntimos de euro. El melón amarillo y el melón cantaloup, con una superficie muy pequeña que no representa más del cinco por ciento del total, se venden entre setenta y sesenta céntimos de euro el kilo.

Los precios del tomate continúan registrando fuertes oscilaciones debido a la presión del producto interno de otros países como Holanda, Italia, Francia o Bélgica. El tipo larga vida se vende por debajo de cuarenta céntimos y tiene remates de veinte céntimos y el tipo pera sube hasta cortes de sesenta céntimos y finaliza las ventas en treinta céntimos. Continúa la producción de pepino de los tipos corto y francés que tienen como destino principal el mercado nacional, aunque los precios no están respondiendo de la misma manera. El corto sube hasta cotizaciones de un euro con treinta céntimos y finaliza las ventas en torno a un euro el kilo, el pepino francés se vende a precios mínimos de cuarenta y dos céntimos de euro de media. La judía strike es la de mayor valor con una media de dos euros con treinta céntimos, el tipo helda se vende entre dos euros y un euro con sesenta y la judía emerite registra un precio medio de dos euros con treinta céntimos de euro el kilo.

La producción de calabacín disminuye debido a la retirada de muchas plantaciones que se encuentran en su última fase. La producción total comercializada hasta final de abril asciende al ochenta y cinco por ciento de la previsión de la campaña. Los precios se han recuperado ligeramente oscilando el gordo entre treinta y veinte céntimos y el tipo fino cotiza entre cuarenta y veinticinco céntimos de euro el kilo. La berenjena afronta ya su recta final de producción, el tipo rayada se vende a una media de un euro el kilo y el tipo larga inicia las ventas en sesenta y cinco céntimos y tiene remates de cuarenta céntimos de euro el kilo. En cuanto al pimiento, todos los tipos han bajado de precio, especialmente el italiano verde que oscila entre cincuenta y treinta céntimos de euro el kilo. El lamuyo verde registra precios que van desde un euro con veinte céntimos a un euro el kilo, y el rojo cotiza una media de un euro con ochenta céntimos de euro.

Almería: el tomate se mantiene con bajos precios esta primavera