agronoticias.es

El ácaro presa Carpoglyphus lactis se ha revelado como el complemento perfecto de Amblyseius swirskii para el control biológico de plagas en pepino. Ambos ácaros, presa y depredador, forman el equipo perfecto a la hora de proteger eficazmente los cultivos de cucurbitáceas, amenazados permanentemente por el virus New Delhi (ToLCNDV) que es transmitido por la mosca blanca (Bemisia tabaci), cuya presencia es habitual en zonas de producción intensiva bajo plástico.

Un ensayo realizado por el departamento de I+D de Koppert España en un cultivo de pepino en invernadero ha confirmado los importantes beneficios que se obtienen al emplear el ácaro presa 'Carpoglyphus' para alimentar al 'Swirski'. La población de 'Swirski' crece 30 veces más que si se utiliza polen como alimento suplementario.
De este modo, cuatro semanas después de la introducción del depredador, gracias a la utilización de 'Carpoglyphus', se registraron hasta 95 ejemplares de Amblyseius swirskii por hoja, mientras que en las plantas espolvoreadas con polen, esa misma semana registraron 3,5 ejemplares por hoja, una cifra muy por debajo a la alcanzada al utilizar ‘Carpoglyphus’.
Estos datos demuestran, sin lugar a dudas, que 'Carpoglyphus' es la mejor opción para proporcionar alimento suficiente a 'Swirski' en un cultivo de pepino durante la fase inmediatamente posterior a la suelta, cuando no hay suficientes flores ni plaga. Koppert recomienda la introducción extra de 'Carpoglyphus' una o dos semanas después de la suelta de 'Swirski', adaptando la dosis, frecuencia y número de introducciones a la situación de cada finca, por lo que es necesario contar siempre con un asesoramiento técnico cualificado.
Tras los datos obtenidos, Koppert recomienda la alimentación extra con 'Carpoglyphus' para el cultivo de pepino y calabacín. Esta alimentación extra debe ser complementaria a la utilización del sobre ULTI-MITE, el cual garantiza una liberación continuada del depredador en el cultivo durante varias semanas. En otros cultivos hortícolas, como pimiento, la utilización del sobre ULTI-MITE no necesita el aporte de alimentación extra, ya que por sí solo garantiza el establecimiento del ácaro presa en el cultivo con la cantidad y calidad necesarias para hacer frente a las plagas.

Riesgos del polen
El estudio realizado por Koppert también ha confirmado que la alimentación con polen entraña algunos factores de riesgo para el cultivo. De hecho, el espolvoreo de polen atrae y sirve como alimento al 'Trips' (Frankliniella occidentalis), a la vez que facilita la aparición de hongos en el cultivo que se desea proteger. Es conocido que esta plaga provoca graves daños en el fruto del pepino.
Otra de las desventajas es que el polen es un alimento de peor calidad para Amblyseius swirskii que 'Carpoglyphus', por lo que la reproducción y tasa de desarrollo del depredador será peor.