agronoticias.es

Verdcamp Fruits, asociada a Grupo AGF desde 2007, ha sido certificada como primer empresa en el cálculo y verificación de su huella hídrica y de Carbono para el cultivo de sandía Fashion, y es que es la primera vez que una empresa de producción hortofrutícola ha evaluado la sostenibilidad y la eficiencia hídrica y de carbono en el cultivo de sandía en general y sandía Fashion en particular.


Sobre huella hídrica

Este indicador permite caracterizar el volumen de agua usado para la producción de sandía Fashion, teniendo en cuenta el volumen de agua consumido y contaminado en el proceso.


Sobre la huella de Carbono

La huella de carbono es un indicador que mide el impacto sobre el calentamiento global provocado por la emisión de Gases de Efecto Invernadero.

Verdcamp Fruits ha obtenido los certificados que acreditan que el cálculo de los valores de huella hídrica y huella de carbono se ha realizado satisfactoriamente y conforme a las metodologías y estándares internacionales más reconocidos (Water Footprint Network, PAS 2050).

En este proyecto Verdcamp Fruits es pionera y demuestra su concienciación para conseguir un mayor ahorro de recursos, sobre todo de los recursos hídricos, que son un elemento clave en la sostenibilidad agrícola. Se calcula que se podrá reducir un 30% su consumo en agua y un 30 % en fertilizantes en un futuro no muy lejano. Los resultados obtenidos permiten, además, avanzar hacia el cumplimiento de las normativas de calidad y medioambientales más reconocidas a nivel internacional.

En palabras de Ernest Mas, Crops Manager de Verdcamp Fruits, “Estos cálculos aportan una visión muy clara del estado de una finca y el impacto de su producción, para poder tomar las decisiones de manejo más rentables, sostenibles y eficientes. Nuestro compromiso no solo pasa por calcular y verificar las huellas, sino también en introducir soluciones agronómicas y herramientas de agricultura de precisión para ir reduciendo estas mismas hasta optimizar el proceso al máximo¨.  “Hemos empezado por el cultivo de Sandía, uno de nuestros cultivos más representativos, pero ya estamos trabajando para calcular y verificar las huellas hídricas y de carbono del resto de los cultivos para que el impacto medioambiental sea el mínimo para poder seguir cultivando las tierras que nos han visto crecer.”  Fuente: agf