agronoticias.es

La jornada técnica que se celebrará el próximo martes 27 de junio en Alcanar (Lleida) tendrá una mesa redonda con expertos del sector en la que debatirán sobre los retos y las principales problemáticas que se encuentran las empresas en el momento de exportar a mercados lejanos.

Por un lado, la distancia con estos destinos, que implica transportes de más de 35 días para llegar a mercados como China, por ejemplo, y en los que la calidad de la fruta se ve resentida (podredumbre, calidad organoléptica, del fruto, etc.); así como las exigencias de los protocolos de frío, que entran en conflicto con la naturaleza intrínseca de los cítricos, apareciendo en determinadas variedades los daños por frío (escaldado, picado, etc.) cuando el período de transporte en baja temperatura es elevado.

Además, en esta jornada tendremos el privilegio de contar con la presencia del Dr. Joseph Smilanick, que fue durante muchos años investigador del USDA y ahora es asesor referente en el sector de la poscosecha de cítricos en California. Él nos presentará dos ponencias:

1. Principios de higiene y desinfección en centrales citrícolas: dará una panorámica de la citricultura en aquella zona y de las estrategias que se están llevando a cabo para minimizar las pérdidas por podredumbre en poscosecha. Concretamente, se centrará en la importancia de utilizar desinfectantes en las empresas citrícolas para minimizar la presión de inóculo en poscosecha, y, por lo tanto, el riesgo de infección de la fruta en esta etapa del proceso. Así mismo, nos explicará los últimos estudios realizados en el uso de desinfectantes aplicados en campo, previos a la recolección (como el ácido peracético) que ha reducido la incidencia de podredumbre durante la conservación/comercialización de la fruta. No obstante, se deben tener en cuenta otros factores que pueden limitar su uso, como la aparición de manchas en la piel en determinadas variedades sensibles.

2. Estrategias en poscosecha actuales para el control de podredumbre en California: explicará las pautas de manejo de aquella fruta que no puede recibir un tratamiento fungicida inmediatamente después de la cosecha, para saber cómo y hasta cuánto tiempo podemos conservarla para que el tratamiento poscosecha siga siendo efectivo.

Por otro lado, la Dra Pilar Plaza, del Servicio Técnico Poscosecha del IRTA, presentará resultados en relación a la importancia de verificar in situ los tratamientos poscosecha para el control de podredumbre para optimizar su eficacia. Habitualmente los diferentes productos fungicidas de que disponen las empresas se evalúan en condiciones de laboratorio, que suelen ser condiciones de tratamiento ideales (recubrimiento total del fruto, solución fungicida limpia, etc.). Pero la realidad es que cada empresa tiene unas condiciones de aplicación muy particulares y únicas, como el diseño de los equipos de aplicación (drénxer, módulos de pulverización en línea, enceradora, etc.), los parámetros de tratamiento (tiempo, temperatura, Ph), etc. Todo ello hará que, una misma estrategia de poscosecha en cuanto a productos y dosis pueda ser muy efectiva en una empresa, y totalmente ineficiente en otra. Por este motivo, es imprescindible que cada empresa conozca la eficacia real que se consigue en sus características particulares.

Esta es la segunda edición de la Jornada de poscosecha en cítricos, y es un ejemplo más del compromiso del IRTA con el sector citrícola, que viene a complementar la actividad investigadora y de asesoría que realiza a través de su programa y del Servicio Técnico Poscosecha.