agronoticias.es

El Boletín Oficial del Estado del domingo 3 de mayo recoge la Orden TMA/384/2020 permite flexibilizar las restricciones de movilidad y desplazamientos por carretera contempladas por el Estado de Alarma.

ASAJA Alicante ya reclamó esta medida el 20 de marzo ya que las limitaciones impuestas dificultaban que los trabajadores pudieran dirigirse a las zonas de cultivo y de no aprobarse este cambio, se corría el riesgo de que gran parte de la producción de frutas y hortalizas se quedara sin poder recolectarse. Además, los costes de producción para los productores solo en traslados iban a resultar altísimos.
A partir de ahora, según la nueva normativa, podrán viajar hasta dos ocupantes por fila de asientos en los vehículos privados. Esta ampliación, supone que en un turismo de cinco plazas puedan ir cuatro personas, seis en el caso de furgonetas de nueve plazas, siempre y cuando "utilicen mascarillas y respeten la máxima distancia posible entre los ocupantes", tal y como concreta la Orden.
Esta medida es importante y supondrá un alivio para el campo. También creemos que permitirá aumentar la contratación de mano de obra agraria. Favorecer la movilidad de los trabajadores agrarios y permitir el desplazamiento de los temporeros al campo era una cuestión de vital importancia. Tal y como consta en el escrito remitido por el presidente de ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte, a la Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, y a la Subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, el pasado 20 de marzo, muchos de los cultivos que recientemente se han puesto en marcha como la cereza y otros, cuyo comienzo es inminente, como el de los ciruelos, nectarinas, paraguayos y la uva de mesa (que empezará a recolectarse ya en verano), no tienen cerca a todos los trabajadores. Además, muchas parcelas de la provincia de Alicante están diseminadas, lo que obliga a que los recolectores tengan que realizar desplazamientos constantes.
También cabe añadir por hacer honor a la verdad, que ASAJA Alicante pidió que esta flexibilización se aplicara antes, en concreto: el 27 de marzo, por lo que "la medida llega por los pelos. Empezaremos a recolectar la cereza el miércoles o jueves de esta semana, pero nos da tiempo a organizar los desplazamientos de los trabajadores. De esta forma, podemos ocuparnos de sacar adelante la campaña, anteriormente era inviable", destaca Rafael Pérez de Cerezas Aitana. Fuente y Foto: Asaja Allicante