agronoticias.es

(R.P.) - La sandía ha bajado de precio ligeramente al incrementarse la oferta, principalmente con la entrada en recolección de los cultivos del Poniente almeriense.

El tipo mini se vende a una media de setenta y tres céntimos, la sandía negra logra mantenerse en torno a un euro el kilo y la rayada se vende a una media de ochenta y dos céntimos de euro. Tanto en el mercado nacional, como en Alemania, Francia, Polonia y Países Bajos, principales destinos de la sandía almeriense, la demanda se mantiene activa.

Del conjunto de melones, el tipo piel de sapo es el que más ha bajado de precio con cortes medios de setenta y cinco céntimos, el Galia se mantiene entre un euro el kilo y ochenta céntimos, el Cantaloup sigue con valores muy elevados con una media de un euro con treinta céntimos y el amarillo tiene un corte medio de noventa céntimos de euro el kilo. La oferta de melón continúa siendo inferior a la registrada en las mismas fechas de la pasada campaña, una circunstancia que beneficia los precios de este producto.

En las últimas semanas se detecta un descenso del volumen comercializado de tomate ramo, frente al ascenso de los tipos pera y liso. La oferta de tomate de Bélgica y Holanda se ha incrementado de forma considerable por lo que los precios, a pesar de seguir altos, tienen altibajos. El tomate liso se vende entre ochenta y sesenta céntimos, el tipo larga vida oscila entre ochenta y siete y setenta céntimos, el tipo ramo tiene un corte medio de sesenta céntimos y el tipo pera inicia las ventas en torno a ochenta y siete céntimos y finaliza en setenta céntimos de euro el kilo. Respecto al pepino del tipo largo apenas queda producción con un corte medio de treinta céntimos, el pepino corto negro asciende hasta cortes de un euro con cincuenta céntimos y tiene remates de un euro con quince céntimos, mientras que el pepino francés oscila entre ochenta y setenta céntimos de euro el kilo.

La producción de calabacín ya es menor que hace unas semanas y los volúmenes comercializados hasta el momento se aproximan al 95% de las previsiones de esta campaña, según el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía. Tanto el calabacín fino como el gordo se venden entre sesenta y cuarenta céntimos de euro el kilo. La berenjena también se encuentra en su última fase, con el 90% de la producción comercializada de la campaña. El tipo larga tiene un primer corte de sesenta céntimos y remates de treinta céntimos de euro, mientras que la rayada inicia las ventas en un euro con veinticinco céntimos y tiene últimos cortes de sesenta céntimos de euro el kilo.

En cuanto a las judías verdes destaca por volumen el tipo helda que oscila entre dos euros con treinta céntimos y un euro con cuarenta céntimos, el tipo strike tiene una media de dos euros con cincuenta céntimos y la perona roja se vende en torno a un euro con ochenta céntimos de euro el kilo. El pimiento italiano verde tiene un primer corte de setenta céntimos y remates de cuarenta céntimos, mientras que el rojo registra una media de sesenta y ocho céntimos de euro el kilo. El lamuyo verde se mantiene en valores que van desde un euro con veinte a un euro el kilo y el lamuyo rojo ha subido hasta primeros precios de dos euros y tiene remates de un euro con sesenta céntimos de euro el kilo.