agronoticias.es

La organización profesional agraria ASAJA Murcia y Fertinagro Biotech han undio fuerzas para establecer una colaboración para desarrollar soluciones de gestión de nutrientes para conseguir eliminar el impacto ambiental y social que el derroche de nutrientes fertilizantes que el agricultor tiene en su actividad.

Según explica Alfonso Gálvez Caravaca, Secretario General de ASAJA Murcia, "este proyecto de colaboración se enmarca dentro del convenio de colaboración general que se firmó en enero de 2021, entre ASAJA y Fertinagro Biotech para desarrollar conjuntamente proyectos relativos al desarrollo del conocimiento en el ámbito de la bioeconomía circular y el desarrollo sostenible del sector alimentario. Dicho acuerdo de colaboración, ha dado como resultado la definición y priorización de proyectos esenciales para ambas partes para que, a través de la investigación, el desarrollo y la transferencia hacia los agricultores, se consiga aumentar la rentabilizar de las explotaciones agrícolas mientras se realiza la transición hacia la sostenibilidad, minimizando las unidades fertilizantes a aportar y realizando una gestión sostenible de la nutrición de los cultivos asegurando de esta forma experiencia suficiente ante la inminente adopción de la nueva arquitectura verde de las políticas agroalimentarias europeas.
El primer proyecto seleccionado se ha denominado "proyecto vitrina de la agro-sostenibilidad".
"Dentro de este proyecto se ha determinado que se van a seleccionar un máximo de 1.000 explotaciones agrícolas en España en todas las asociaciones pertenecientes a ASAJA que se quieran adherir. En estas explotaciones seleccionadas, se aplicará la metodología que Fertinagro ha desarrollado para conseguir una gestión sostenible de insumos según los criterios de la agricultura de precisión. Esta metodología, supone la aplicación de las nuevas herramientas biológicas y digitales a las explotaciones agrícolas para que a partir del conocimiento y monitoreo detallado de los suelos y de los cultivos, se pueda incrementar la rentabilidad agrícola al tiempo que se aumentan los beneficios ambientales que la agricultura ya realiza", destaca Gálvez Caravaca.
Además, el titular de ASAJA Murcia apunta que "las fincas vitrina servirán de ejemplo a escala real de las herramientas que ya existen a disposición de los agricultores para poder cumplir las nuevas normativas que se prevén serán de obligado cumplimiento en los próximos meses. El proyecto "vitrina de la agro-sostenibilidad" supone una inversión de casi 1,5 millones de euros por parte de Fertinagro Biotech en cuanto a servicios de análisis, servicios de asesoría de fertilización, servicios de cálculo de impactos ambientales y herramientas digitales para la ayuda de gestión agrícola, mientras que la inversión por parte de ASAJA en selección, coordinación, comunicación, evaluación y gestión de cultivos se estima en una cuantía equivalente, por lo tanto, el "proyecto vitrina de la agro-sostenibilidad" se estima movilizará un presupuesto aproximado a los 3 millones de euros para conseguir adoptar las herramientas biológicas y digitales más avanzadas de Europa en la transición sostenible de la agricultura española".
Proyecto de Agro-Sostenibilidad
El proyecto vitrina de la agro-sostenibilidad" se compone de 5 fases principales que implican la colaboración estrecha entre todos los integrantes de los equipos de trabajo, los técnicos en nutrición vegetal de Fertinagro Biotech, la coordinación de la dirección de proyectos de ASAJA, los agricultores de las fincas seleccionadas y la agrupación provincial para el control y la extrapolación del proyecto a todos sus asociados. El proyecto parte de la base que la fertilización debe basarse en los suelos como elemento fundamental de fertilidad, no en los fertilizantes que se emplean, por lo tanto, el estudio de los suelos es fundamental para seleccionar los planes de fertilización sostenibles, esto se basan en tres etapas fundamentales en el manejo de la fertilización:
1. Regeneración edáfica para asegurar que al inicio del ciclo de cultivo el suelo esté con suficiente salud como ecosistema, para que pueda absorber y proporcionar nutrientes a los cultivos en la forma y el tiempo adecuado.

2. Nutrición integral de la rizosfera. Debemos reconocer que el cultivo no es la única presencia biológica en el agroecosistema motivo por el cual, hay que garantizar el flujo de nutrientes a todo el ecosistema edáfico para que posteriormente estos nutrientes fluyan hacia el cultivo y por lo tanto, se consiga una buena eficiencia en el uso de los nutrientes originando un menor impacto ambiental manteniendo o incrementando la rentabilidad económica.

3. Potenciación metabólica del cultivo. Adicionalmente a la toma de nutrientes el cultivo debe aprovechar estos nutrientes en la forma más eficiente para conseguir la productividad agrícola de la cosecha, de nada sirve que un cultivo absorba más nitratos del suelo, si estos terminan superando el máximo nivel permitido para el cultivo en cuestión. 

Fuente: Francisco Seva Rivadulla. Periodista Agroalimentario Internacional