agronoticias.es

LA UNIÓ de Llauradors indica que la borrasca Filomena deja por el momento una parte muy positiva para la mayor parte de los cultivos, fundamentalmente los de interior, y algunos daños puntuales en los cultivos del litoral y ciertos problemas para la ganadería de la Comunitat Valenciana.

En líneas generales, el temporal ha resultado beneficioso para casi todos los cultivos y para la ganadería porque supone para los primeros un ahorro de riegos, un incremento de las reservas hídricas, limpiar los árboles ante posibles plagas y la acumulación necesaria de horas frío en esta fase invernal para los cultivos de interior, así como un aumento de los pastos para el caso de la ganadería extensiva aunque en estos momentos por la nieve resulta dificultoso pero será positivo para el futuro.  

En las zonas litorales ha helado de forma puntual en algunas zonas, cultivos de hortalizas (más sensibles) o cítricos, pero no han sido generalizadas y por tanto los daños son bastante excepcionales. En los cítricos servirá más bien para que algunas variedades engorden el calibre.

Para la ganadería, los efectos sí han sido más negativos en aquellas zonas donde más nieve se ha acumulado, debido a los problemas de acceso a alguna granja, la rotura de infraestructuras por la gran cantidad de nieve y de los apriscos o cercados en ganadería extensiva en zonas de montaña. Para esto último, LA UNIÓ ja ha propuesto en varias ocasiones que los ayuntamientos propietarios de tierra destinada a pastos públicos con destino a la ganadería extensiva habiliten apriscos donde las personas pastoras puedan recoger el ganado por la noche o en momentos críticos para los animales, como ha ocurrido ahora con Filomena.

LA UNIÓ indica que preocupa mucho más la previsión de frío anticiclónico y bajas temperaturas que se viene anunciando para los próximos días y que es el que provoca las heladas nocturnas, ya que puede tener unos efectos mucho más negativos en los cultivos que los ocasionados por hasta ahora por las nevadas del temporal Filomena. También la nieve convertida en hielo podría provocar la rotura de los techos de algunas granjas.

La organización agraria desea destacar una vez más el trabajo ejemplar de las personas agricultoras y ganaderas quienes han vuelto a estar a la altura de las circunstancias al sacar sus tractores y maquinaria para ayudar a paliar los efectos de las nevadas.