agronoticias.es

(R.P.) Durante el pasado mes los precios cayeron de forma importante en productos como pepino, calabacín, berenjena y tomate, más sensibles a la climatología, que con temperaturas altas incrementó el desarrollo de los frutos superando en un diez por ciento las cantidades comercializadas en las mismas fechas en otras campañas.

El pimiento tipo california coincide aún con las últimas producciones holandesas, además de contar con competencia de otros orígenes como Marruecos y Turquía. Las cotizaciones no se incrementan esta semana, el verde se vende a una media de cincuenta y cinco céntimos, el rojo cotiza entre setenta y sesenta céntimos y el amarillo registra un corte medio de sesenta y cinco céntimos de euro el kilo. El lamuyo rojo se mantiene en precios que van desde un euro a sesenta y cinco céntimos, mientras que el verde tiene un precio medio de noventa céntimos de euro el kilo. El pimiento italiano verde tampoco está teniendo valores rentables y los cortes van desde sesenta a cuarenta y cinco céntimos de euro el kilo.

La producción de tomate sigue incrementándose respecto a semanas anteriores, principalmente del tipo pera que sigue ganando terreno frente al larga vida que pierde representatividad en la provincia por las grandes oscilaciones en sus precios debido a la fuerte competencia marroquí. El tipo pera se vende entre cincuenta y cinco y cuarenta céntimos, el tipo larga vida tiene un primer corte de cincuenta y cinco céntimos y remates de treinta y ocho céntimos, y el liso oscila entre cincuenta y cinco y cuarenta céntimos de euro el kilo. En cuanto al tipo rama es otra de las variedades que va en retroceso por el incremento en los mercados de producciones de Holanda, Bélgica y Polonia. Este tipo de tomate llega hasta primeros cortes de setenta céntimos y tiene remates de cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo.

A pesar de la retirada de producto para intentar recuperar precio el pepino largo sigue con valores muy bajos, las producciones de Almería y Granada, unidas a las holandesas han perjudicado seriamente el precio de este tipo de pepino. Los precios siguen una semana más por debajo de veinticinco céntimos con remates de quince céntimos de euro, el pepino corto negro se vende entre ochenta y siete y sesenta céntimos, y el tipo francés tiene un corte medio de cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo. Respecto al calabacín, más sensible a los cambios de temperatura, llegó a precios mínimos, pero ha conseguido subir sus cotizaciones debido a que es una hortaliza muy demandada durante los meses de otoño e invierno. La campaña de exportación de calabacín marroquí arrancó en octubre y alcanzará sus máximos entre los meses de diciembre y febrero.

La berenjena también coincide en estas fechas con producciones de Holanda, Bélgica, Italia y Turquía, influyendo notablemente en su comercialización. Tras varias campañas de incremento continuado de superficie e inestabilidad en las cotizaciones, las comercializadoras han trabajado en la contención de superficie de esta hortaliza para lograr una mayor estabilidad en sus precios. Las judías verdes se mantienen con valores elevados, especialmente la strike que se vende entre cinco euros con ochenta y tres euros con setenta céntimos, el tipo emerite tiene un corte medio de tres euros con veinte céntimos, la perona se vende a una media de tres euros con treinta y la judía helda oscila entre cuatro euros con cuarenta y dos euros con ochenta céntimos de euro el kilo.