agronoticias.es

El consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares creció un 11% en junio y un 4,5% en julio con relación a los mismos meses del año anterior, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación,

lo que refleja, según FEPEX, una fuerte desaceleración de la tasa de crecimiento respecto a los meses principales del confinamiento, en los que la demanda alcanzó incrementos del 40% en abril y del 22% en mayo.

En junio de 2020 el consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares se elevó a 760,8 millones de kilos, un 11% más que en el mismo mes de 2019, de los que 428 millones de kilos correspondieron a frutas (+8%), 247,2 millones de kilos a hortalizas frescas (+13%) y 85,6 millones de kilos a patata (+18%). Los incrementos, que se produjeron en casi todos los productos, fueron impulsados por el confinamiento consecuencia del Estado de Alarma, que concluyó el 21 de junio.

En julio, ya sin confinamiento, la tasa de crecimiento descendió a un 4,5%, totalizando 784,3 millones de kilos, de los que 451,7 millones de kilos correspondieron a frutas (+5%), 242,3 millones de kilos a hortalizas (+3%) y 90,1 millones de kilos a patata (+8%).

En el acumulado de enero a julio, el consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares se ha situado en 5.177 millones de kilos, un 13,5% más que en el mismo periodo de 2019. En cuanto al gasto se situó en 8.783 millones de euros (+23%).

FEPEX valora que el consumo de frutas y hortalizas en los hogares mantiene una evolución positiva en 2020, pero, el descenso de la tasa de crecimiento, especialmente en julio, pone en duda que el fuerte impulso de la demanda ocasionado por el confinamiento se mantenga después de que éste ha concluido. Fuente: Fepex