agronoticias.es

En los últimos años, se han multiplicado a escala mundial los programas de investigación para el desarrollo de nuevas variedades de uva de mesa sin semillas. Debido a ello, en la última década están apareciendo en el mercado variedades de uva de mesa con unas características de sabor y dulzor que superan a las variedades tradicionales permitiendo ampliar el calendario

comercial de uva de mesa, con la ventaja de que, al no tener semillas, son más cómodas de comer.

Además, los avances en la mejora varietal le facilitan al agricultor las labores de cultivo de la uva sin semilla. Todo ello, está transformando la oferta de este producto, cambiando el cultivo de uva tradicional con semillas a estas nuevas variedades apirenas.

En el ámbito de la innovación, Anecoop está implicada en un conjunto de proyectos enfocados a hacer de la agricultura un sector sostenible. Investigar e impulsar el cultivo de nuevos productos más adaptados a las necesidades del mercado, así como de sistemas de cultivo que se adecúen a los cambios medioambientales, forma parte de su estrategia de innovación. Este factor constituye uno de los ejes fundamentales para su campaña de la marca Bouquet, “Raciones de vida para el campo”, lanzada recientemente con el objeto de concienciar a la sociedad del carácter esencial del medio rural y de la necesidad de apostar por una agricultura fuerte, independiente y sostenible.

El proyecto de Anecoop con la uva de mesa arranca en el año 2009, buscando variedades en todo el mundo que pudieran cubrir las demandas de los clientes, proporcionando una uva sin semillas de primera calidad y siempre buscando la mejor textura y sabor.

Los trabajos de investigación han dado sus frutos y, en estos momentos, ya han comenzado las primeras plantaciones comerciales en distintas zonas de la península, lo que permite a Anecoop empezar la campaña de uva de mesa sin semillas a principios del mes de julio y terminar la campaña con variedades de calidad a finales de diciembre, con una producción este ejercicio que supera los tres millones de kilos. La distribución geográfica de los asociados permite extender el calendario comercial, pudiendo comenzar en Sevilla y la costa de Murcia a principios de junio con variedades extraprecoces y en un futuro cercano finalizar en el mes de diciembre en el interior de Alicante. En el segmento de las variedades rojas, las más cultivadas por la cooperativa de segundo grado son Sweet Celebration y Jack Salute. En variedades blancas, destaca la Sugar Crisp, una de las más interesantes de su segmento. En lo referente a uva apirena ecológica, las primeras experiencias comenzaron en 2015 y en estos momentos Anecoop cuenta con un 10% de la producción bajo este sello.

Con su participación en este proyecto, Anecoop facilita a sus socios el acceso a variedades que, de otra forma, resulta difícil acceder, proporcionando asesoramiento técnico integral con especialistas cualificados, especialmente formados para cada tipo de trabajo y comprometidos con las plantaciones de sus asociados con el fin de obtener la mejor producción y calidad.

Su papel no solo abarca la selección varietal y los trabajos en campo, sino que se extiende también al ámbito de post-cosecha, en el que destaca la búsqueda de nuevos formatos de envasado que permitan reducir el uso de plástico y extender la vida comercial del producto en los lineales del supermercado. Fuente y foto  - anecoop