agronoticias.es

La importación española de frutas y hortalizas frescas en abril, segundo mes de pandemia, subió un 7% en volumen y un 5% en valor con relación al mismo mes de 2019 totalizando 336.904 toneladas y 312 millones de euros,

según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, procesados por FEPEX, manteniendo la tendencia al alza de los últimos años.

La importación de hortalizas registró un crecimiento interanual del 13% totalizando 170.411 toneladas, mientras que el valor se redujo un 3%, situándose en 95 millones de euros, ocasionado en gran medida por el comportamiento de la patata, cuyas importaciones crecieron en volumen un 13% respecto a abril de 2019, totalizando 106.124 toneladas, pero el valor se redujo un 10%, situándose en 36 millones de euros. En abril crecieron también fuertemente las compras al exterior de tomate, un 14% más y 10.259 toneladas y un 20% más en valor, situándose en 11,6 millones de euros.

La importación de frutas en abril totalizó 166.493 toneladas, un 2,5% más que en abril de 2019, por un valor de 217 millones de euros (+9%), manteniéndose el plátano como la fruta más importada, aunque en este mes destacaron especialmente los crecimientos de la manzana, con un 8% mas y 16.804 toneladas y un 30% más en valor y 17 millones de euros, y el aguacate con crecimientos del 18% en volumen y del 31% en valor, totalizando 12.227 toneladas y 27,5 millones de euros.

En el acumulado de enero a abril, la importación española de frutas y hortalizas frescas ascendió a 1,2 millones de toneladas y 1.139 millones de euros, con aumentos del 2% en volumen y del 4% en valor. La importación de hortalizas en el primer cuatrimestre del año se elevó a 660.956 toneladas (+2,5%) y 381 millones de euros (-5%) y la de frutas totalizó 571.442 toneladas (+1%) por un valor de 759 millones de euros (+8%).

Los datos de abril muestran el crecimiento de la demanda española, segundo mes de la pandemia, especialmente en hortalizas como la patata y frutas como la manzana, que son más duraderos y consideradas básicos por el consumidor. Pero reflejan también la evolución positiva continuada de la importación española en los últimos años, incentiva por el marco regulatorio, tanto en el ámbito productivo como en el comercial, según FEPEX

La exportación hortofrutícola mantuvo una evolución positiva en el segundo mes de pandemia con un 13,5% más

La importación de frutas y hortalizas subió un 7% en volumen y un 5% en