agronoticias.es

La crisis del coronavirus está intensificando los problemas de nuestros agricultores/as y ganaderos/as en la provincia de Huelva. Los profesionales del campo siguen produciendo alimentos para abastecer a la población mientras colaboran desinteresadamente en la desinfección de los municipios,

sin embargo la campaña agrícola está en peligro para muchos pequeños agricultores/as y ganaderos/as debido a que el mercado nacional está muy parado por la situación que se está viviendo.

En la última semana, UPA Huelva viene informando que el denominado “Mercado Mayorista de Merca”, que es el mercado en el que aquellos pequeños agricultores/as y ganaderos/as colocan sus productos para luego venderse en el pequeño comercio y venta ambulante está muy afectado.

A la paralización de la venta ambulante hay que sumar que la mayoría de consumidores/as, en obediencia a las medidas adoptadas, están optando por comprar en supermercados de cercanía para estar el menor tiempo posible fuera de casa, comprando productos de primera necesidad y de larga duración, por lo que esta situación afecta a las ventas de productos perecederos en términos generales, afectando a los pequeños productores/as.

En el caso de los frutos rojos, con la exportación seriamente afectada, existe un alto volumen de producto en las fincas que tampoco puede ser recolocado en su totalidad en el mercado nacional y la industria. Con la situación de crisis se ha tenido que reducir en un alto porcentaje los pedidos en el mercado nacional, una situación que nunca se había dado antes, y mucho menos en los prolegómenos de la Semana Santa, fecha en la que el consumo de fresa siempre aumenta, llegando incluso a duplicar su demanda. El resultado final es que, desde hace una semana, se están abandonando parte de las producciones, lo cual es especialmente grave en el caso de los pequeños productores/as.

La situación pues está sumiendo al sector en una tormenta perfecta, pues en un momento alto de producción, la salida del producto está siendo complicada y la oferta es mayor que la demanda, situación en la que habitualmente pierden los pequeños agricultores/as.

Ante la situación actual, algunos agricultores/as están esperanzados en la diversificación de los cultivos (arándano y frambuesa), pero esto no es lo general entre los pequeños productores/as, que dependen mayoritariamente de la producción de fresas.

En el caso de la industria, desde UPA Huelva vamos a exigir que el pago de la fresa destinada a industria se haga al ritmo de adquisición del producto y no en noviembre o diciembre como se viene realizando en campañas anteriores.

También el cerrojazo de la restauración y del turismo está suponiendo graves pérdidas para el sector, pues toda la producción del canal HORECA, destinada a bares, cafeterías, restaurantes, hoteles y alojamientos, se ha eliminado temporalmente. Esto está afectando a todo el sector agrícola y ganadero de la provincia en su conjunto, pues son muchas las explotaciones y empresas que contaban con vender su producto a la hostelería.

Con toda esta situación UPA Huelva ya venía avisando que el problema no era de la fruta que se queda sin recoger, que también, sino de la fruta que se está recogiendo y que tiene una salida incierta. Por ello creemos que el mensaje a trasladar es que se necesitan medidas que favorezcan la salida del producto dentro del mercado nacional y en canales cuanto más cortos mejor, para así favorecer las medidas sanitarias impuestas y colocar el producto en supermercados de cercanía, pequeños comercios y plazas de abastos. Con esto se favorecería al pequeño productor/a y al pequeño comercio y supermercados, más desabastecido de frutos rojos en estos momentos que las grandes superficies.

Desde UPA Huelva se considera que una de las soluciones pasan porque se articulen medidas que agilicen la venta en municipios y generar protocolos que permitan la comercialización a través de canales cortos preservando las medidas de salud y seguridad alimentaria. En esto tiene mucho que decir la Junta de Andalucía, a través de campañas de promoción e información ciudadana.

Así mismo, desde UPA Huelva se trabaja en medidas de apoyo económico y flexibilidad para paliar las pérdidas que se están produciendo en uno de los motores de la economía de la provincia como es el sector de los frutos rojos, sin olvidar por ello al resto de sectores agrícolas y ganaderos. Estas medidas serán a todos los niveles y se van a proponer a las administraciones públicas competentes, pero también a sectores fundamentales del ámbito privado como son el sector bancario. Desde UPA Huelva van a estar vigilantes en todo lo relativo a cómo se negocian las refinanciaciones de los créditos a agricultores/as y ganaderos/as. El sector bancario también tiene que aportar su responsabilidad social con la situación de crisis que se está viviendo y sus consecuencias.

Por último, UPA Huelva quiere hacer un llamamiento a la ciudadanía y a las administraciones competentes porque los agricultores/as y ganaderos/as necesitan de su apoyo. Las administraciones deben apostar por nuestra agricultura y ganadería y las decisiones de compra de los consumidores/as son vitales para el mantenimiento de las explotaciones y el empleo en el medio rural. Por tanto, hay que apostar, más que nunca, por alimentos nacionales. Fuente - Upa Huelva

Freshuelva reclama ayudas por el abandono de parcelas de frutos rojos ante la caída de la demanda ocasionada por el coronavirus