La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible anima a las empresas de Andalucía a continuar sumándose al Sistema de Gestión y Auditoria Medioambiental (EMAS, por sus siglas en inglés 'Eco-Management and Audit Scheme'),

un instrumento voluntario destinado a las empresas y organizaciones que apuestan por comprometerse a evaluar, gestionar y mejorar su comportamiento ambiental.

Además, EMAS incide en la lucha contra el cambio climático al perseguir, entre otros objetivos, la reducción de emisiones a la atmósfera, el uso sostenible de recursos, la mitigación y la adaptación al cambio climático y la protección de la biodiversidad.

Actualmente, en la Comunidad Autónoma existen un total de 72 inscritos en el Registro de Centros Ecoauditados de Andalucía, dato que sitúa a Andalucía entre los territorios con mayor número de organizaciones adheridas. Este listado está disponible en la web del Departamento andaluz competente en materia de Medio Ambiente (http://lajunta.es/1t7bj).

La pertenencia a este registro supone un aval de que las entidades asociadas contribuyen en mayor grado al desarrollo sostenible y al fomento de la economía circular, ya que se trata de un sistema más exigente que la normativa estándar de obligado cumplimiento. De esta forma, se facilita que los consumidores interesados pueden conocer aquellas empresas que contribuyen al desarrollo sostenible y al fomento de la economía circular. Para pertenecer a este registro, las organizaciones deben contar con la correspondiente declaración medioambiental y superar auditorias externas realizadas por verificadores independientes acreditados.

Por su parte, la Consejería de Desarrollo Sostenible, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, además de gestionar las inscripciones en el Sistema europeo de Gestión y Auditoria Medioambiental y el mantenimiento del Registro de Centros Ecoauditados de Andalucía, viene impulsando acciones de fomento y visibilización del EMAS y de las organizaciones andaluzas adheridas a él. A este objetivo responden, por ejemplo, la puesta en marcha de la campaña divulgativa bajo el lema #ConEMASTodosGanamos, iniciada en mayo de 2019, y el apoyo a las empresas para su participación en los Premios EMAS del pasado mes de noviembre, entre cuyas organizaciones seleccionadas como representante nacional a estos galardones se encontraba una entidad andaluza.

Asimismo, la Consejería forma parte del proyecto europeo Interreg Enhance (siglas de 'EMAS as a Nest to Help And Nurture the Circular Economy', en español, 'EMAS como herramienta para el fomento de la Economía Circular') que, cofinanciado por Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), tiene por objetivo primordial aumentar la implementación del sistema EMAS en Andalucía a través del intercambio de buenas prácticas entre distintas regiones.

En último término, la importancia de este mecanismo de mejora ambiental se pone de manifiesto en el hecho de estar avalado por la Unión Europea, el esfuerzo que las organizaciones inscritas realizan para mantener implantado el sistema con un alto grado de implicación por parte de las empresas, su contribución a un modelo de economía circular y su alineación con la lucha contra el cambio climático y sus impactos.

Beneficios de EMAS
Este mecanismo voluntario de mejora ambiental ofrece diversos beneficios a las empresas que apuestan por adherirse al sistemas entre las que se encuentra el ahorro de costes, ya que la gestión ambiental implica su descenso a medio y largo plazo. Además, conlleva también una disminución del riesgo de accidentes y mejora el prestigio y reconocimiento internacional de las entidades. A esto se suma su incidencia tanto la comunicación de la empresa como en su formación, concienciación y en la capacitación del personal al aumentar su motivación e integración en la gestión de la organización.

Destaca además la contribución del Sistema de Gestión y Auditoria Medioambiental a fomentar la transición hacia un modelo de economía circular. Entre otros avances en este sentido, esta herramienta ayuda a las empresas a mejorar su eficiencia en el uso de los recursos, a optimizar el consumo de materias primas, energía y agua y a reducir la producción de residuos al tiempo que potencia su reutilización. Fuente: Junta de Andalucía