agronoticias.es

Ramón Armengol, representando a las Cooperativas Agro-alimentarias de España interviene en la Conferencia de los Agricultores y Cooperativas de Norteamérica y la Unión Europea, organizada por la American Farm Bureau de EEUU,

la Federación Canadiense de Agricultura, el Consejo Nacional Agropecuario de México y el COPA-COGECA, por parte de la UE, y que se celebra en Copenhague del 18 al 20 de septiembre.

Esta Conferencia, que se organiza cada 2 años, tiene como objetivo debatir de los retos del sector agrario entre estas zonas del mundo, donde el sector agroalimentario tiene una importancia fundamental en la economía de sus países. En esta ocasión, la Conferencia se organiza en un momento muy importante, cuando los retos para este sector se incrementan y se necesita la mayor colaboración posible entre las organizaciones internacionales de agricultores y cooperativas para que su voz sea escuchada.
Entre los retos que se abordarán en la Conferencia -con la participación de más de 130 personas de EE.UU., Canadá, Méjico y la UE- se encuentran la innovación y la digitalización, factores que están transformando la realidad agroalimentaria hacia una evolución en materia de biotecnología, cadenas de suministro integradas, robots, inteligencia artificial, Big data, etc.
Otro asunto crucial que se debatirá será la situación de las políticas comerciales en ambas zonas y cómo afecta en el comercio agrario mundial, reto que está siendo más actual que nunca. Las políticas de EE.UU. están cambiando las reglas del comercio internacional hacia una mayor incertidumbre, imponiendo aranceles al sector agroalimentario que afectan, no sólo a la UE y Norteamérica, sino a nivel mundial. También el bloqueo de la OMC, la posición de la UE de avanzar en el multilateralismo comercial y la guerra comercial entre EE.UU. y China serán temas de debate que despiertan gran interés por conocer la posición de los agricultores y cooperativas de Estados Unidos y sobre cómo las políticas de su Presidente les están afectado.

Por último, pero no por ello menos importante, se analizará el efecto del cambio climático y cómo el sector agrario y, en concreto, sus agricultores y cooperativas pueden afrontar este reto cuyas consecuencias son los primeros en sufrir con sequías, inundaciones, etc. cada vez más frecuentes. El cambio climático es una realidad y desde la UE, según la nueva Comisión Europea, se va a trabajar en ser el primer continente que alcance la neutralidad en carbono en 2050. Avanzar en la neutralidad climática, pero a la vez manteniendo la competitividad en los mercados exteriores y la viabilidad de los agricultores frente a países como EE.UU, Canadá y México con políticas medioambientales distintas es un reto a afrontar.
En esta Conferencia participará Phil Hogan, actual comisario de Agricultura y futuro comisario de Comercio de la UE una vez ratificado por el Parlamento Europeo, y Ted McKinney, secretario de Agricultura y Comercio del Gobierno de EE.UU, quienes informarán sobre la visión de las administraciones comunitaria y estadounidense ante estos retos de la agricultura.
Ramon Armengol trasladará a las organizaciones de agricultores y Cooperativas de Norteamérica y del resto de la UE, la importancia del asociacionismo en cooperativas para que los agricultores puedan afrontar dichos retos (comercio mundial, digitalización, cambio climático, viabilidad económica, social y medioambiental) en mejores condiciiones que lo harían de forma individual. España con una tendencia en disminución del número de cooperativas (-10,6% entre 2006-2016), aumento de su facturación (+44% en el mismo periodo) y de la exportación (el 33% de la facturación cooperativa proviene de las ventas en los mercados exteriores), está trabajando en hacer estas empresas más relevantes en el mercado obteniendo mayor valor añadido para sus agricultores y a su vez manteniendo la actividad en las zonas rurales. Mención especial merece, además, el papel de las cooperativas en la creación de empleo, aumentado un 190% en el periodo 2007-2015.
Por otra parte, también será muy interesante y constructivo debatir con los representantes de las organizaciones cooperativas de estos países, en espacial de EE.UU y Canadá donde estas empresas juegan un papel muy importante en su sector agroalimentario, convertidas en actores globales. Explorar vías de colaboración entre las cooperativas de la UE y estos países podría ser una opción muy positiva para afrontar los retos comunes del cooperativismo como modelo empresarial global.
En la Unión Europea, la agricultura representa 44 millones de empleos, el 3,5% del PIB y cerca del 30% de la balanza comercial positiva de la UE. Fuente: Cooperativas Agro-alimentarias