El interés de CASI por el medioambiente está ligado a su propia existencia. La cooperativa decana del agro almeriense cumple 75 años trabajando la tierra y devolviéndole a ésta su respeto en forma de acciones encaminadas a favorecer la sostenibilidad. En los últimos años la apuesta por este tipo de temas ha sido evidente, mediante la organización de foros, jornadas o seminarios dedicados a sus 2.000 socios activos.

Esa es la parte más visible para el conjunto de la sociedad, pero lo que no está a la vista de todos es el trabajo concienciado de los productores y profesionales de CASI, que han ido incorporando nuevas prácticas, procesos y herramientas que permiten el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad.
Ahora la cooperativa se ha fijado un nuevo reto, el de constituir un grupo de agricultores dispuestos a impulsar avances en este campo para llevar a CASI a la vanguardia y situarla como un ejemplo en la esfera internacional. La iniciativa contempla el desarrollo de diferentes acciones formativas, que dará después paso a la elaboración de un plan de sostenibilidad, contando con aquellos socios más sensibilizados en estas cuestiones. "Queremos que la sabia nueva lidere este proyecto y aprovechar su fuerza, sus ganas y su juventud, al igual que aquellos que tienen más experiencia y años de esfuerzo a sus espaldas", ha explicado el Presidente de CASI, Miguel Vargas.
Este miércoles han comenzado las actividades con el desarrollo de la jornada 'Buenas Prácticas Agrícolas para la Sostenibilidad', de la mano de los ambientólogos Juan José Amate y Antonio Matarín. Los dos expertos han puesto de manifiesto la importancia de que empresas de la entidad de CASI se interesen de manera real por estas cuestiones. Amate ha reconocido que durante mucho tiempo "he tenido una espinita clavada con mi provincia en cuestiones de sostenibilidad, ya que por lo general siempre me llamaban empresas de fuera y gracias a CASI puedo ocuparme de trabajar por mi tierra en el sector más importante". Matarín ha destacado como la concienciación por la sostenibilidad es cada vez mayor, relatando que "antes sólo se buscaba evitar la sanción, se actuaba sólo para cumplir la normativa, mientras que hoy ya se puede apreciar una implicación real y responsable por los temas medioambientales".
Un centenar de agricultores socios de la cooperativa ha participado en la jornada que se ha desarrollado en las instalaciones de CASI Aeropuerto. Han podido confirmar que muchas de sus prácticas ya se ajustan a los criterios de sostenibilidad del momento, pero a la vez han conocido como pueden seguir mejorando a través de acciones sencillas en su día a día como productores. A partir del mes de septiembre se reanudarán las sesiones formativas y se iniciaran los contactos el grupo de socios que guiarán la elaboración del plan de sostenibilidad de la cooperativa. El proceso de inscripción para los interesados sigue abierto hasta el mes próximo. Fuente: CASI