agronoticias.es

(R.P.) El mes de junio ha comenzado con altos precios para el melón, al contrario que las cotizaciones que se registraron el pasado mayo. Destacan las cifras del galia que van desde setenta a cincuenta céntimos, a pesar de los calibres grandes. Hasta el momento se ha comercializado el sesenta por ciento del total previsto.

Respecto al melón cantaloup, la oferta es limitada y los precios oscilan entre cincuenta y cincuenta y cinco céntimos de euro. Según fuentes del sector, ya se ha recolectado más del cuarenta por ciento del volumen total de este tipo de melón. En cuanto al melón amarillo también se encuentra en el ecuador de su ciclo productivo con el cincuenta por ciento del volumen del total de la campaña recolectado. El precio medio oscila entre cuarenta y cinco y veinte céntimos de euro el kilo. El melón categoría registrará su mayor volumen este mes de junio, los precios medios son bastante rentables y se mantienen en torno a setenta céntimos de euro.

En el caso de la sandía los precios siguen bajos, a pesar de que se trata de un producto que sigue su recolección de forma escalonada. El clima está favoreciendo el consumo, pero las cotizaciones no están siendo todo lo buenas que esperaban los agricultores. La sandía negra sin semillas es la más valorada con una media de treinta y cinco céntimos, mientras que la mini tiene un corte medio de veintiséis céntimos y la rayada se vende a una media de treinta céntimos de euro el kilo.

La campaña de tomate se encuentra en su recta final, las plantaciones de ciclo largo ya han finalizado y las producciones de primavera están terminando. Aproximadamente se ha recolectado más del ochenta por ciento del total de la campaña. El tomate pera se vende entre un euro con diez céntimos y ochenta céntimos de euro el kilo, mientras que el tipo larga vida cotiza entre noventa y sesenta y cinco céntimos. Las cantidades de pimiento lamuyo verde y rojo se reducen de forma progresiva, así como las del tipo italiano. La producción comercializada hasta el mes de mayo alcanza el noventa y cinco por ciento del total de este ejercicio agrícola. El lamuyo verde cotiza entre un euro con sesenta céntimos y un euro el kilo, mientras que el rojo tiene un corte medio de un euro con sesenta céntimos. El italiano verde tiene un primer corte de un euro con veinte céntimos y finaliza las ventas en setenta céntimos de euro, y el rojo oscila entre sesenta y siete y veinte céntimos de euro el kilo.

El pepino largo prácticamente ya se ha comercializado en su totalidad. El pepino corto negro se vende entre cuarenta y cinco céntimos y veinte céntimos, y el tipo francés no supera cortes de veintiocho céntimos y tiene remates de quince céntimos de euro el kilo. Ya se han retirado las plantaciones más avanzadas de calabacín y berenjena, quedando en campo solo el quince por ciento de la producción de esta campaña. La berenjena larga se mantiene con altos valores que van desde ochenta a treinta céntimos, y la rayada registra cortes de un euro con quince céntimos y tiene remates de setenta y cinco céntimos de euro el kilo. El calabacín fino también consigue mantener cotizaciones de entre setenta y cuarenta y cinco céntimos y el tipo gordo tiene un primer corte de sesenta céntimos y finaliza las ventas en torno a cuarenta céntimos de euro el kilo.