agronoticias.es

La importación española de frutas y hortalizas frescas en enero y febrero de este año ha crecido un 10% en volumen y un 18,5% más en valor, con relación a los mismos meses de 2018, totalizando 569.692 toneladas y 507,1 millones de euros, según los últimos datos actualizados por la Dirección General de Aduanas, reforzando incluso la tasa de crecimiento de periodos anteriores.

En enero y febrero de este año, la importación de hortalizas ha crecido un 6% en volumen y un 32% en valor totalizando 316.804 toneladas y 194 millones de euros, destacando los crecimientos de la patata, con 195.350 toneladas (+5%) y 68 millones de euros (+104%) y del tomate con 25.110 toneladas (+46%) y 23 millones de euros (+36%).

En frutas, las importaciones crecieron un 15% en volumen y un 11% en valor, situándose en 252.888 toneladas y 312,8 millones de euros, destacando por cantidades importadas el plátano con 65.595 toneladas (+35%), la manzana con 33.036 toneladas (+23%) y la piña, con 25.602 toneladas, mientras que el mayor valor corresponde a la frambuesa, con 57 millones de euros (+21%), procedentes en su mayoría de Marruecos con 56 millones de euros. En volumen, las compras de frambuesa se situaron en 8.226 toneladas (+35,6%), de las que 8.109 toneladas procedieron de Marruecos.

Para FEPEX, el crecimiento continuado de la importación requiere un análisis detallado del mercado español y las tendencias del consumo que ha provocado que las importaciones hayan crecido un 70% en los últimos cinco años, principalmente de países extracomunitarios, lo que pone en evidencia que para la mayoría de la población no es determinante el origen de los alimentos que compra. Fuente: FEPEX