agronoticias.es

El consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares españoles descendió un 0,5% totalizando 7,1 millones de kilos, según los últimos datos del Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondientes al periodo de enero a noviembre de 2018, comparados con los mismos meses del año anterior.

De enero a noviembre de 2018 el descenso del volumen de frutas y hortalizas consumidas en los hogares en relación a los mismos meses de 2017, se ha producido en frutas y patata, mientras que las hortalizas crecieron. El consumo de hortalizas creció un 2,8%, totalizando 2,4 millones de kilos, siendo el tomate la más consumida, con 567 millones de kilos y un crecimiento del 2,7%, seguida de la cebolla, con 300 millones de kilos consumidos en los hogares españoles, un 2,2% más y el pimiento, con 211 millones de kilos (+6%).

El consumo de patata fresca descendió un 3,4% en los once primeros meses de 2018 en comparación con el mismo periodo de 2017, totalizando 859 millones de kilos. El consumo de frutas descendió un 1,8%, totalizando 3,8 millones de kilos, destacando retrocesos de productos de gran presencia en la cesta de la compra de los hogares españoles como la naranja, la manzana, el melocotón o la sandía.

El descenso continuado del consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares que se está observando en los últimos años, choca, según FEPEX, con el consenso existente en el ámbito científico, sanitario, institucional...sobre las bondades del consumo de frutas y hortalizas frescas para la salud, y requiere un análisis exhaustivo de esta situación, que no es puntual.

Quizá una de las causas se apuntó en el estudio sobre sobre el comportamiento sociológico de los españoles y su vinculación con los hábitos de compra alimentarios y el estilo de vida, presentado por el Ministerio de Agricultura el pasado mes de marzo. Según este estudio, en 2018 se ha producido un descenso del 3,4% en el número de personas que sigue la dieta equilibrada en comparación con 2017. Apuntaba, además, que el hábito de comer variado y equilibrado disminuyó en 5,2 puntos respecto a 2017 y bajó también en 3 puntos el grupo de consumidores que suelen elegir productos de temporada. Fuente: FEPEX