agronoticias.es

Un ecógrafo, donado al Hospital Virgen de la Arrixaca por tres empresas vinculadas a la Región de Murcia, está permitiendo mejorar el tratamiento contra el cáncer a los cerca de 70 niños a los que cada año se diagnostica esta enfermedad en esta Comunidad.

Este aparato, instalado en la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital, ha sido financiado por la Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), la Fundación Colucho (vinculada a Grupo Sureste) y El Corte Inglés de la Región de Murcia y sus empleados. El nuevo equipo se emplea para colocar los catéteres venosos centrales, que se utilizan para administrar los tratamientos de quimioterapia y realizar transfusiones a los niños con cáncer.
El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha agradecido la donación a estas tres empresas en un acto en el que han participado Fernando P. Gómez Molina, director de Proexport, Raúl Colucho, presidente de la Fundación Colucho y Rafael Álvarez-Ossorio, director de El Corte Inglés de Murcia.
El Dr. Óscar Girón, ha explicado que "esta generosa donación nos va a permitir poner los catéteres 'port-a-cath' a pacientes pediátricos con enfermedades hematooncológicas y tumores sólidos y acceder al torrente sanguíneo sin múltiples pinchazos y sin molestias para los pacientes. Para nosotros es importante haber implantado la técnica de colocación ecoguiada de los 'port-a-cath', que realizamos desde 2010. Cada vez que coloquemos uno, un cachito de vosotros estará acompañándonos en el quirófano".
El director de Proexport, Fernando P. Gómez Molina, ha querido destacar la iniciativa del doctor Girón, que implicó a Proexport y sus empresas asociadas trasladándoles la importancia y necesidad de este equipo en Oncología Pediátrica. "Poder contribuir a que los niños tengan mejor calidad de vida en sus ingresos hospitalarios con el uso que los profesionales hacéis de este ecógrafo, es para nosotros un verdadero orgullo. Gracias por hacernos partícipes de este proyecto, en el que desde el primer momento nuestros asociados no dudaron en colaborar".
También Raúl Colucho ha expresado sentir "una verdadera satisfacción al comprobar que el ecógrafo está sirviendo para facilitar la impagable labor que llevan a cabo cirujanos como el doctor Oscar Girón. La lucha contra el cáncer infantil es una de las líneas prioritarias de actuación que Grupo Sureste, a través de la Fundación Colucho, tiene establecidas. Nos alegra saber que los frutos de esta colaboración se traducen en lo más importante, que es ayudar al tratamiento y recuperación de los niños con cáncer".
Por su parte, Rafael Álvarez-Ossorio señaló que esta donación de los empleados de El Corte Inglés de la Región de Murcia y de la propia empresa, responde al compromiso que la compañía tiene con la sociedad reflejado en su Plan de Responsabilidad Corporativa y sobre todo con los niños y la lucha contra el cáncer: "Cualquiera de nuestros hijos puede pasar por esta Unidad de Oncología Pediátrica y todo lo que hagamos por ayudarlos nos llena de satisfacción".
Manuel Villegas ha destacado "su colaboración excepcional, lo que hace muy especial este donativo, fruto de una implicación social del tejido empresarial de nuestra Región, que asume también como propias las necesidades del sistema público de salud".
El consejero de Salud alabó también "la entrega y la sensibilidad de los profesionales sanitarios de esta Unidad, porque su interés por que los niños reciban la mejor atención posible ha dado como fruto la instalación de este nuevo aparato".
En la actualidad hay casi 350 pacientes a los que se les ha colocado algún catéter (port-a-cath o Hickman) mediante ecografía. El auge en el uso de la ecografía había hecho insuficiente el único ecógrafo de que se disponía en el hospital materno-infantil Virgen de la Arrixaca, razón por la que este ecógrafo, donado por Proexport, la Fundación Colucho y El Corte Inglés, se destina en exclusiva a los niños de la unidad de Oncología Pediátrica.
Menos dolor
El ecógrafo se utiliza para guiar durante la intervención quirúrgica en la que se implantan los 'port-a-cath', catéteres que se insertan debajo de la piel, con acceso directo al torrente venoso. Este dispositivo facilita que los pacientes no tengan que someterse a punciones frecuentes para las extracciones sanguíneas y la administración de quimioterapia, lo que les evita dolor y estrés. Al mismo tiempo les otorga una mayor independencia, de modo que pueden realizar sus actividades escolares o manualidades durante los ingresos, lo que supone una gran mejora en su calidad de vida.
Tradicionalmente, estos dispositivos se han colocado abriendo las venas o mediante la punción sin ecografía, con lo cual había posibilidades de tener determinadas complicaciones como hematomas, inutilización de la vena usada, punción arterial, punción nerviosa o hemo-neumotórax.
Entre sus diversos usos, además de ayudar a colocar catéteres vasculares, se puede utilizar durante la cirugía de resección de tumores, para comprobar la situación de estructuras vasculares y no dañarlas.
El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca comenzó a usar el abordaje ecoguiado en niños en 2010. Actualmente, mediante una sencilla ecografía, se pueden localizar las venas que se usan para acceder al torrente venoso y se evitan incómodas y dificultosas disecciones de venas pequeñas que quedan inutilizadas. Fuente: Proexport