agronoticias.es

(R.P.) El final de la producción de pimiento consigue mantener con altos valores los tipos de pimiento verdes, tanto lamuyo como italiano y california, aunque este último en menor medida. La campaña de pimiento afronta ya su recta final habiéndose comercializado más del ochenta por ciento de la producción total prevista.

La calidad se ha reducido de forma considerable debido al estado avanzado de las plantaciones y la excesiva luminosidad que reciben los frutos que se sitúan ya en las zonas más altas de la planta. El italiano verde alcanza primeros cortes de un euro con setenta y cinco céntimos con remates de un euro con cuarenta céntimos. El lamuyo verde cotiza entre un euro con cuarenta y noventa céntimos, mientras que el rojo se vende por debajo de ochenta céntimos hasta últimos cortes de cincuenta y ocho céntimos de euro el kilo. El california verde tiene un corte medio de sesenta céntimos, el rojo se vende por debajo de sesenta céntimos hasta últimos precios de cuarenta y ocho céntimos, el california rojo cotiza entre sesenta y cuarenta y dos céntimos y el california amarillo tiene un corte medio de cuarenta céntimos de euro el kilo.

En cuanto al tomate ya se ha comercializado más del setenta y cinco por ciento del total previsto para esta campaña. Las cotizaciones siguen siendo muy rentables destacando el tipo pera con un primer corte de un euro con veinte céntimos y remates de noventa céntimos, le sigue el ramo que oscila entre noventa y setenta y ocho céntimos, mientras que el larga vida cotiza a una media de noventa y dos céntimos de euro el kilo. La berenjena ha subido esta semana ligeramente de precio comenzando las subastas en sesenta y cuatro céntimos con últimos cortes de treinta céntimos de euro el kilo. Las calidades están marcando las oscilaciones en los cortes, ya que hay aún bastante producción en los invernaderos. La disponibilidad de producción propia en Bélgica y Holanda, junto a la competencia creciente de Italia y Turquía frenan las cotizaciones en los mercados de origen almerienses. La berenjena rayada se ha disparado de precio hasta cortes de un euro con noventa y tiene finales de ochenta y cinco céntimos de euro el kilo.

El calabacín fino también ha recuperado valor hasta precios que van de sesenta y seis céntimos a cuarenta y ocho céntimos, mientras que el gordo se vende entre cincuenta y cuarenta céntimos de euro. Este repunte en las cotizaciones se debe a la reducción de la competencia procedente de Marruecos que ha disminuido sus exportaciones en torno a un treinta por ciento. La cantidad de calabacín comercializada desde Almería se estima ronda el setenta por ciento del total previsto este ejercicio agrícola.

En cuanto al pepino, el tipo largo vuelve a ser el peor valorado con precios por debajo de los treinta y siete céntimos de euro hasta remates de ocho céntimos de euro el kilo. El pepino corto negro se vende entre un euro y ochenta céntimos y el pepino francés cotiza entre noventa y setenta y ocho céntimos de euro el kilo. Las judías verdes siguen con altos valores destacándo la strike con un precio medio de cuatro euros con cincuenta céntimos, la persona roja con un corte medio de tres euros con veinte céntimos y la judía helda que se vende entre dos euro con sesenta céntimos y un euro con ochenta céntimos de euro el kilo.

Almería: descienden los precios del pimiento en el final de su campaña