agronoticias.es

La Región de Murcia se sitúa como la tercera comunidad autónoma a nivel nacional en la producción de mandarinas, por detrás de la Comunidad Valenciana y Andalucía. Para la campaña 2018/2019, que finalizará el 31 de agosto, se prevé unas 133.911 toneladas, un 8,2 por ciento más que el pasado año.

La superficie total de este cultivo abarca 5.700 hectáreas, de las cuales 5.000 se consideran en producción y las restantes son plantaciones jóvenes de menos de tres años, que todavía no generan fruto de manera significativa.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, visitó ayer un almacén de cítricos en Beniel, donde explicó que “el mandarino representa el 14 por ciento de la superficie citrícola murciana y su fruto el 14 por ciento de la producción de cítricos”. Asimismo, aclaró que “se encuentra principalmente repartido en el Campo de Cartagena, el Valle del Guadalentín y la Vega del Segura. El consejero destacó que algunos de estos cultivos se encuentran en riego localizado subterráneo, “optimizando así el recurso del agua y evitando su evaporación”.

Respecto a las variedades de este fruto, el 60 por ciento son clementinas y el resto variedades híbridas tardías. El mandarino general ha registrado un incremento en su producción de más del 20 por ciento en los últimos cinco años. “Este aumento se debe al incremento de las híbridas tardías, en las que se incluyen nuevas variedades registradas con patentes protegidas como Afourer, Nadorcott, Orri o Tangold, entre otras”, destacó Del Amor.

En la campaña anterior, se exportaron 53.440 toneladas de mandarinas desde la Región, con un valor de mercado cercano a los 49 millones de euros.

Defensa de los cítricos españoles

La Consejería apoya la defensa de los cítricos españoles ante la creciente competencia de los cultivos de terceros países. El consejero explicó que “la principal amenaza para las mandarinas y naranjas de la Región son las sudafricanas, que en los últimos años han incrementado fuertemente su presencia en los mercados europeos en los meses de septiembre, octubre y noviembre, con precios agresivos y solapándose de lleno con el inicio de nuestra campaña”.

Desde Agricultura, “se han incrementado los controles de entrada de los cítricos de países terceros, lo que nos ha permitido detectar enfermedades como la Mancha Negra y evitar su ingreso”, apuntó Del Amor. Además, “se trabaja para diferenciar a nuestros cítricos frente a los de países terceros que no tienen la misma calidad que los cultivados en nuestra tierra”, subrayó.

Asimismo, lamentó que desde el año 2000, un acuerdo entre la Unión Europea y la República de Sudáfrica eliminó los aranceles de importación, a pesar del evidente riesgo fitosanitario. Por ello, el consejero informó que “el Gobierno regional solicitará al Gobierno de España que pida a la Comisión Europea que active la cláusula de salvaguarda para los cítricos españoles frente a la entrada de producciones citrícolas de Sudáfrica”.

Se trata de una medida de protección en los países de la UE en el caso de que se hayan alterado de forma significativa las condiciones en las que se pactaron los acuerdos comerciales y que impidan su cumplimento a alguna de las partes por ser extremadamente lesivos para sus intereses, “como ha sido el caso”, puntualizó Del Amor. “Esta cláusula sirve para velar por los intereses de los productores citrícolas murcianos ante situaciones como la actual de caída importante de los precios”, recalcó el consejero. Fuente - carm