La Asociación de Organizaciones de Productores integradas en el Comité de Gestión de Cítricos (AOPCC) ha tenido conocimiento por cauces no oficiales de la intención de la Conselleria de Agricultura valenciana de excluir, sin justificación alguna, de una ayuda extraordinaria a todas sus OP’s miembros.

La partida que mañana, viernes, podría habilitar el pleno del Consell asciende a unos 700.000 euros y tiene un objetivo fitosanitario: retirar y destruir la fruta dañada por el pedrisco de primeros de julio del año pasado, que afectó muy gravemente a las explotaciones agrarias de las dos Riberas y de La Costera y evitar con ello la propagación de plagas como la ‘Ceratitis capitata’. De hecho, antes de que sea aprobada tal medida y prueba de la posible arbitrariedad con la que se ha gestionado, ya se ha contrastado que durante estos últimos días agricultores ligados a cooperativas que podrían saberse beneficiarios de esta ayuda han comenzado tales labores de retirada, contratando jornales para recolectar y eliminar el género afectado. Es más, antes de conocer su redactado final, se tiene conocimiento de que tales ayudas beneficiarán a siete cooperativas de la zona.