agronoticias.es

(R.P.) La segunda quincena del mes de noviembre comienza con un incremento generalizado de precios en los mercados de origen almerienses.

La subida es más leve en hortalizas como el pimiento o el tomate, aunque mantienen altos valores, y se deja notar de forma importante en berenjena, calabacín y pepino. Sin duda, el mes de noviembre marca el inicio de las altas cotizaciones que deberían mantenerse hasta bien entrado el mes de febrero del próximo año.

El calabacín fino ha subido hasta primeros cortes de un euro con cincuenta céntimos y tiene remates de un euro con veinte céntimos de euro el kilo, mientras que el gordo se vende entre un euro con treinta céntimos y un euro el kilo. La berenjena rayada oscila entre noventa céntimos y ochenta céntimos, y la berenjena larga tiene un primer precio de noventa y cuatro céntimos y finaliza las ventas en torno a ochenta céntimos de euro el kilo. Las judías verdes también han incrementado sus valores destacando la strike con una media de cuatro euros con ochenta y cinco céntimos, la perona roja se vende entre cuatro euros y tres euros con cuarenta, la helda tiene un corte medio de tres euros con veinte céntimos y la emerite se vende a una media de dos euros con sesenta céntimos de euro el kilo.

El pepino, en sus tres tipos principales, ha subido de precio respecto a la semana anterior. El tipo largo cotiza de media noventa céntimos, el corto negro inicia las subastas en un euro con veinte céntimos con remates de ochenta céntimos, y el pepino francés se vende entre un euro con diez céntimos y noventa céntimos de euro el kilo. El tomate larga vida tiene una media de un euro con cinco céntimos, el tipo pera se vende entre ochenta y cinco y setenta céntimos de euro, y el tipo ramo inicia las ventas en torno a setenta y cinco céntimos y remates de sesenta céntimos de euro el kilo.

En el pimiento se han notado en menor medida las subidas de precio. El tipo italiano verde cotiza entre un euro y sesenta y cuatro céntimos, mientras que el rojo tiene una media de sesenta céntimos de euro el kilo. El pimiento lamuyo rojo tiene un primer corte de un euro con sesenta céntimos y finaliza las ventas en un euro con veinte céntimos. El lamuyo verde oscila entre ochenta y ocho céntimos y setenta céntimos de euro el kilo. Del conjunto de tipos californias el rojo es el de mayor valor con precios que van desde un euro con veinte a un euro el kilo, el california verde se vende entre ochenta y setenta céntimos y el pimiento california amarillo inicia las ventas en noventa céntimos y finaliza en setenta céntimos de euro el kilo.

Almería: continúan subiendo los precios del tomate por el retraso del cultivo