agronoticias.es

El Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) ha posibilitado que grupos de investigación de toda España unan esfuerzos para trabajar en una estrategia integrada que de soluciones y permita minimizar los riesgos para nuestro olivar.

Se trata de atacar la enfermedad desde varios frentes, primero con un mayor conocimiento de la bacteria, su propagación por vectores y el control de los insectos que la transmiten, y de esta forma diseñar estrategias eficaces que frenen su expansión, y por otra mediante la búsqueda de variedades de olivo tolerantes o resistentes.

Hace ahora dos años, el Servicio de Sanidad Vegetal de las Islas Baleares detectaba los primeros casos de la bacteria Xylella en nuestro país. Una enfermedad que, desde el año 2013, está causando estragos en el olivar del sudeste de Italia y que se ha demostrado muy difícil de controlar. Transmitida por insectos que se alimentan del xilema de las plantas, aún no se conocen con exactitud cuántas variedades de plantas pueden servir de huésped a la bacteria. Además, no existe un tratamiento eficaz contra la misma más allá del control y eliminación de las plantas infectadas y erradicación del insecto que la propaga.

Así no es de extrañar que la Xylella se haya convertido en una de las principales preocupaciones del sector, como confirma Pedro Barato, presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español: "La Xylella puede ser un problema muy importante para el olivar europeo y en particular para el español y la Interprofesional del Aceite de Oliva Español no puede hacer dejación de funciones. Es fundamental que la Organización apueste por la medicina y la prevención". De hecho, desde que se diagnosticaron los primeros casos, el sector trasladó la preocupación a la Comisión Europea para la puesta en marcha de proyectos internacionales en los focos iniciales de la enfermedad. Por su parte la Organización Interprofesional mantuvo frecuentes contactos con instituciones y grupos de investigación para tratar de dar una respuesta multidisciplinar y colaborativa al reto sanitario que se plantea. No obstante, fue el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) el que facilitó el diálogo de todos los grupos de investigación en España vinculados a esta materia para financiar un proyecto de investigación coordinado, con seis líneas de trabajo, con la participan de centros de referencia de todo el país.

Ahora, la Interprofesional del Aceite de Oliva Español ha cerrado un contrato de Investigación y Desarrollo que permite apoyar el trabajo en esas líneas, que tratan de dar una respuesta de amplio espectro a un problema que no tiene una solución sencilla, tal y como explica Antonio Vicent, investigador del centro de Protección Vegetal del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA): "No hay prácticamente ninguna enfermedad que se cure con una bala mágica. Lo que hay es una integración de medidas, es lo que se llama la gestión integrada de enfermedades. Los diferentes objetivos del proyecto van a abordar todas las patas de esa estrategia integrada".
Información completa:http://www.agro-alimentarias.coop/noticias/ver/ODE1OQ==

Fuente: Cooperativas Agroalimentarias